24 de marzo de 2019

ROTONDAS...



Las Rotondas dan solución al tráfico y son parte indispensable de la Red de Carreteras del Estado. Hay muchas rotondas en toda España, y también es verdad que algunas de ellas acogen obras de curioso gusto.
El diario digital Público.es elaboró en el mes de diciembre pasado una lista con las diez rotondas más feas de España.
Y como muestra, un botón: Esta es la Rotonda? de la piscina, en Riello (León). A mí me ha dejado sin palabras...



La Rotonda del Osito Verde, situada en Boadilla del Monte (Madrid) supongo que no dejará indiferente a nadie, parece una gominola de menta dispuesta a ser devorada por miles de niños. Llama la atención, sin duda.



El pueblo más hospitalario de este país debe ser Arroyo de la Encomienda, en Valladolid, donde existe la Rotonda de los 300 Holas.
Concretamente, 316 holas en diferentes idiomas. Digo yo que debe ser difícil encontrar tu idioma entre tantos, pero no me digan que no es una rotonda curiosa.



La Rotonda de los Pavos, en Jaén, es una curiosa muestra de arte reciclado, con unas esculturas llenas de color de dos pavos construidos con señales de tráfico sobrantes. Según se mire, tampoco es que estén muy feos...



Y aunque ustedes saben que yo siempre muestro las excelencias de mi tierra cuando hablo de ella, hay que reconocer que esta escultura que está en la zona conocida como El Sobradillo, entre los municipios de La Laguna y Santa Cruz de Tenerife, no ganaría ningún premio de belleza.
Su autor, de origen checo, es Georg Dokoupil (1954), que destacó en los años 80 "debido a su constante variación de estilos y métodos, no buscando los adecuados para su producción, sino para huir del encasillamiento.
Interesado en la abstracción y el neoexpresionismo, Dokoupil prefirió volcar en su particular muñeco de nieve otras tantas estéticas que también interpretó.
Por un lado aparece lo naif, como si un infante se hubiera encargado de su construcción, de formas y volúmenes imperfectos, y detalles inocentes como un caldero por sombrero"



No fue bien recibido al principio por los vecinos, en parte por la gran inversión realizada para su adquisición y en parte por la estética de la estatua, amén de que muchos consideraron incongruente la construcción de un muñeco de nieve por estos lares. Sin embargo, con el tiempo se ha ganado el cariño de todos y las personas que viven en sus alrededores lo han adoptado como el gran punto de referencia de la zona.
Y ustedes ¿qué opinan?



Fuentes: Público.es
El Día.es
Cultural Magazine

6 despertares:

Ligia dijo...

Muchas gracias, como siempre, a los que se siguen asomando por aquí y dejando su opinión sobre lo que leen. Un abrazo para todos

Marcos dijo...

Prefiero que haya algo sobre la misma, que simple broza en abandono.
La de tantos letreros me parece una equivocación, te induce a leerlos y puede distraerte y ser peligrosa.

Raquel dijo...

El muñeco de nieve se ha convertido en un símbolo de la zona, feo es un rato, todo hay que decirlo. Alguien me dijo una vez que habían sido unos obreros quienes lo habían hecho con restos de materiales que tenían, no sabía que es obra de un artista; viendo un poco de su obra hay que reconocer que Georg Dokoupil no deja indiferente y eso es toda una virtud.
Saludos Ligia.

Tawaki dijo...

Las hay con buenas intenciones, como esa de los idiomas, aunque creo que podían haberla hecho más bonita. Me quedo con la de Jaén, que además de ser creativa, recicla señales obsoletas. La del muñeco de nieve no está tan mal, pero habría que ver si hubiese sido mejor gastar el dinero en otra cosa. La de la piscina y la del osito me dejaron a cuadros.

Ricardo Tribin dijo...

Tienes razón, mi querida Ligia.

Definitivamente hay diseñadores Ingenieros que se las traen.

Abrazos!!!!!!!!!

unjubilado dijo...

La rotonda de la piscina tiene su misión, refrescar los coches que se calientan mucho.
Un abrazo

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.