30 de abril de 2018

MADRID EXPRESS (2)



Aunque fue un viaje rápido el que hicimos, pudimos disfrutar de los lugares más significativos de Madrid.
La guagua como decimos nosotros, nos dejaba o nos recogía en la Plaza de España, así que me tropecé unas cuantas veces con don Quijote y Sancho Panza, conjunto escultórico que compone el Monumento a Cervantes, que se encuentra en dicha Plaza.



Pasamos por la Plaza Mayor, situada a pocos metros de la plaza de la Puerta del Sol. La estatua ecuestre central corresponde a Felipe III y fue realizada por escultores italianos, ya que fue un regalo del entonces Gran Duque de Florencia al Rey de España.
Lo más curioso de la Plaza es el nombre, que ha variado muchas veces a lo largo de la historia, iniciándose como Plaza del Arrabal, Plaza de la Constitución, Plaza de la República... hasta recuperar el popular nombre de Plaza Mayor que perdura en la actualidad.



La ermita de San Antonio de la Florida ofrece al público las decoraciones murales obra de Francisco de Goya, siendo además museo y panteón del pintor. Al parecer, Goya, como Pintor de Cámara, fue el encargado de realizar la decoración.
Las pinturas de la Cúpula, de seis metros de diámetro, donde se encuentra representado un milagro de San Antonio de Padua, son las que realmente atraen la atención de los visitantes.
Allí no se pueden sacar fotos, ni siquiera sin flash, así que solo fotografié por fuera.



Y un "paseo" que me gustó mucho, acompañados por un guía estupendo que nos explicó todo con detalle, fue el que hicimos por el Barrio de las Letras.
Debe su nombre a que allí fijaron su residencia algunos de los literatos más destacados del Siglo de Oro español, como Miguel de Cervantes, Quevedo, Góngora o Lope de Vega, desarrollando gran actividad literaria a lo largo de los siglos XVI y XVII.
En una de las calles del barrio, me llamó la atención esta fachada tan curiosa, llena de "mirmidones" hormigas recorriendo la pared exterior. Al parecer, la artífice de esta obra es una diseñadora que se llama Elena Pinedo, y se inspiró en la obra de Ovidio "La metamorfosis".



Terminamos el paseo en la encantadora Plaza de Santa Ana, junto al Monumento a García Lorca, poeta de la Generación del 27, que está situado frente al Teatro Español. Aquí estuvieron los primeros Corrales de Comedia que se recuerdan en Madrid, y concretamente en el espacio que ocupa hoy el Teatro Español es donde estaba el famoso Corral de la Pacheca.



Y nada más por ahora. Me reitero en lo que me gusta Madrid, y las ganas de volver con suficiente tiempo para disfrutar de más actividades culturales, para las que aquí tenemos difícil acceso.

7 despertares:

Ligia dijo...

Muchas gracias a todos los que por aquí siguen pasando y dejando su comentario. Muchos abrazos

unjubilado dijo...

Hay cosas que comentas que no he conocido, la estatua a García Lorca, tampoco las hormigas, sin embargo por la Plaza de España he pasado con el Seiscientos y otros vehículos muchas veces, iba a Alcorcón, por supuesto, antes se podía aparcar bastante bien, he paseado por ella, con mi novia y mujer, por supuesto en la plaza Mayor estuvimos muchas veces, por cierto, creo que no lo he comentado nunca, yo me casé en la Parroquia de Nuestra Señora del Pilar, en Madrid.
Las fotos preciosas y los recuerdos me producen nostalgia, añoranza de tiempos pasados.
Abrazos

Ricardo Tribin dijo...

Excelente referencia a la preciosa Madrid.

La tendré en cuenta para un futuro viaje.

Julia dijo...

Una visita preciosa por Madrid, felicidades por tu post. Si tienes curiosidad por el ECO-FRENDLY i el BRINNER, que se ha puesto de moda en Barcelona con las cafeterias de cereales, te espero en mi blog

Tawaki dijo...

Después de tantos años en Madrid aún me queda por ver la ermita y las esculturas de la Plaza de España. Es una ciudad que nunca se termina de conocer...

Ricardo Tribin dijo...

Bello, Madrid!!

..NaNy.. dijo...

Hola paso para dejarte mis mejores deseos y todo mi cariño.

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.