1 de agosto de 2017

GALICIA (3)



Sigo contándoles mi periplo por tierras gallegas, mostrándoles algunas imágenes que hicimos y con la esperanza de que pueda servir mi opinión a alguno que quiera visitar el lugar.
Una cosa que nos sorprendió fueron las estaciones de "peajes". Desde el primer día que cogimos el coche de alquiler y a pesar de que compramos un mapa de carreteras, y a pesar de los navegadores, gps, tom tom o como se llamen, casi nunca acertamos en la forma de evitarlas, así que fuimos por autopista la mayor parte de las veces y nos gastamos bastantes euros (también echamos unas cuantas maldiciones, todo hay que decirlo...).
También nos sorprendieron preciosas playas como ésta de Barrañán.


Santiago de Compostela es la capital de la Comunidad Autónoma de Galicia y está situada a a 65 kilómetros de La Coruña, donde nos quedábamos. A pesar de que le dimos el abrazo de rigor a la imagen del Santo (no había mucha cola de peregrinos...), no pudimos apreciar la plaza y el edificio de la Catedral de Santiago en todo su esplendor.
Por un lado, porque se celebraba al día siguiente un Concierto de la Orquesta Sinfónica de Galicia y el Orfeón Donostiarra dirigidos por el director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel que congregó a más de 4.000 personas en la emblemática Plaza del Obradoiro



y por otro, por las obras de restauración que se están llevando a cabo desde hace tiempo en las Torres que al parecer, permitirán frenar la entrada de humedad en el templo desde la fachada



así que la entrada la tuvimos que hacer por la Puerta de Platerías, donde los peregrinos llegaban de todas partes y aquí sí tuvimos que ponernos en cola un ratito.



Nos encontramos con sendas Ferias Medievales en Padrón (donde los famosos pimientos)



y en Betanzos (donde la deliciosa tortilla), y aunque no estuvimos mucho tiempo, la verdad es que me encantaron porque es una cosa que no tengo posibilidad de disfrutar por aquí.



Visitamos el pueblo marinero de Combarro, cercano a Pontevedra, donde nos encontramos estos característicos hórreos al borde del mar. He leído que, aunque no esté oficialmente documentado, es posible que su origen sea un castro galaico.



Y como había que probar las ostras, qué mejor que hacerlo en la célebre Calle de las Ostras, uno de los principales atractivos de la ciudad de Vigo. Dominan la calle, ahora cubierta y modernizada, los pequeños puestos de las mejores ostras del mundo que se venden por docenas, abiertas al momento de degustarlas.



Desde los Jardines de Castro, vimos la ría de Vigo y las Islas Cíes, un archipiélago que está declarado desde el año 2002 Parque Nacional Marítimo Terrestre.



Meigas no vi ninguna, aunque dicen que haberlas, haylas...



Y aunque hubiera querido terminar la reseña aquí, porque no quiero ser pesada con tanta foto, prefiero dejar un post para dedicarlo a la Costa da Morte, región costera de la provincia de La Coruña, que merece la pena ver con más detalle.

6 despertares:

Ligia dijo...

Muchas gracias a todos por las visitas y comentarios, y amenazo con un nuevo post sobre Galicia. Abrazos

Chela dijo...

¡Habeis hecho un viaje muy completo de norte a sur de Galicia y bien seleccionado! !Os felicito!
Me alegra que hayas estado en Betanzos, es una ciudad a donde voy con mucha frecuencia, con buen ambiente, gente encantadora y una riquísima tortilla amén de otras especialidades. Supongo que por el sur hayáis tenido mejor tiempo. Lo de las carreteras en Galicia no es de lo mejor, mucha gente se queja y las autopistas son todas de pago.
Volveré por aquí para conocer tus impresiones sobre la Costa da Morte.
Un abrazo muy cariñoso.

unjubilado dijo...

Me ha gustado viajar contigo ya que he recordado alguna cosa de mi viaje a Santiago, por supuesto las obras van a duran algún tiempo más y es una pena ya que no se puede apreciar bien el templo por fuera.
En cuanto a las ostras, solamente en una ocasión probé una y no he sido capaz de comer ninguna más
Abrazos

Varinia dijo...

Muy bonito todo y un viaje muy completo. Veremos el cuarto? Qué pinta tiene todo.
Besitos

Ricardo Tribin dijo...

Mi muy querida Ligia.

Que bien se come en Galicia.

Magnifica tu crónica.

Un gran abrazo!!

Tawaki dijo...

Perdona la tardanza en comentar, pero estuve de viaje y solo ahora puedo ponerme al dia. Con entradas como estas lo que dan ganas es de coger un avion y plantarse en Galicia ya mismo. Que diversidad, que cultura y que gastronomia.

Lo de los peajes y autopistas me recuerda a cuando estuve en Holanda. Queriamos ver los pueblecitos, pero sin saber como terminabamos siempre en la autopista.

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.