23 de diciembre de 2016

LOTERÍAS Y BELENES



No, no me ha tocado la Lotería... Y seguro que habrán escuchado que alguno de los números premiados se ha vendido en La Laguna (Tenerife), pero cuando la suerte no está para una... me tendré que conformar con el décimo de la salud.
Tengo costumbre cada 22 de diciembre de ver por la tele el Sorteo de Navidad desde el principio hasta el final (ya me gustaría verlo en directo...), voy apuntando en un papel los números importantes que van saliendo y al mismo tiempo que mis expectativas de ganar van disminuyendo, aumenta mi alegría con los que disfrutan sabiéndose ganadores y con algún décimo premiado en las manos.



Pienso que debe ser algo mágico y realmente si me toca algún día, no sé lo que yo haría... en ese momento me refiero, en el momento de saber que he ganado.
Me imagino comprobando que tengo un décimo que coincide con el cántico de los niños de San Ildefonso y ¿qué hago? ¿a quién llamo? ¿a dónde voy? ¿me pondré a bailar y cantar? ¿o me pongo a beber, yo que no bebo? ¿salgo de casa y me pongo a dar gritos? ¿Busco una botella de sidra y la derramo? No, eso no, que después lo tengo que limpiar...
Este año he estado acompañada por Dama, la perrita de mi hijo, no sé si se hubiera puesto a bailar conmigo...



En fin, que ese debe ser un momento de dudas más que de certezas... porque luego, el momento de saber lo que haría con el dinero ya es otra cosa, ese momento creo que lo tengo más claro..., bueno, eso creo...
Pero mientras no se produzcan estos acontecimientos, seguiré con mi tradición de comprar cada año el número 38023 (era el número de la Administración de Hacienda donde estuve trabajando tantos años, ja, ja) y comprobar cómo salen las bolitas que están alrededor y esa se sigue quedando en la tolva (me gusta esta palabra que me enseñó mi padre...) de los números premiados.
Y cambiando de tema, alguna que otra vez les he hablado de la colección de Belenes de mi hermano Melquiades, que cada año se va incrementando con regalos o por adquisición propia.



Este año, para tranquilidad de mi cuñada Nieves, le ofrecieron la posibilidad de exponerlos en la Parroquia de Las Mercedes (cerca de donde viven), y allá que fui a visitarlos.

Ya tiene más de cien, y aunque la mayoría son pequeños, ocupan bastante espacio. Los hay de diversos países, de diferentes materiales y de distintas piezas, pero cada uno conlleva un recuerdo y un significado peculiar.
Aquí les muestro unas imágenes donde se puede apreciar que los colocaron hasta encima de la pila bautismal... Espero que no tengan que bautizar a ningún bebé en estos días.



Si alguno está de viaje por estos lares, o lee este post algún paisano, le recomiendo la visita a la exposición, porque merece la pena.
Aprovecho para desear a los que todavía pasan por aquí que tengan unas fiestas muy felices y sobre todo con mucha salud. Muchos abrazos para todos.

7 despertares:

Mary Carmen Trigueros dijo...

Ligia, como te comprendo con la lotería.
Yo el día 22 procuro no salir de casa para nada y tengo las teles puestas por toda la casa.
No paro quieta hasta que sale el gordo.
Ese es el momento de apagarlas e intentar aprovechar el día.
Pero lo mejor viene antes, todos los años hago una lista de los deseos, bueno dos: una en la que reflejo lo que haría si me toca el gordo en el número en el que juego bastante y otra si me toca un décimo.
Guardo las de todos los años y siempre voy cambiando algo. Es curioso.
Fíjate siendo madrileña nunca me he planteado ir a verlo en vivo y en directo, quizá porque siempre lo tengo ahí.
En cuanto a la exposición de belenes, que pena que no esté más cerca porque me encantaría verlos.
Felices días!!!

manolo dijo...


Cuando vivía mi Queridisima Esposa, Poníamos varios Nacimientos,
Un Nacimiento con figuras pequeñas en en la entrada del bestíbulo, , con varias figuras de pastores y Reyes Magos., que en ese mueble, lo cambiamos, por otro aún mas pequeño y adornos navideños y en otro nuevo mueble, pusimos un Portal de figuras grandes.
Eee otro bBelen con las figuras, rio, casas y otras figuras, cambiams de sitio y lo pusimos en el Salón y otro Belen, mas corriente en la salita donde solíamos pasar mas tiempo, este otro Belén, con muchas figuritas, rio, y mas cosa, con los que los niños podía jugar cambandolo de sitios.
Ahora no se pone nada. En mi soledad, no se me apetece.

manolo .

Mendrugo Dikembe dijo...

Más que un "despertar" relatas(mu acertadamente) un sueño que muchos tienen y sus dudas también. Gracias por tu deseo, que te devuelvo, aunque no os haga falta a los de las Islas Afortunadas, jaja.

Marisa dijo...

Querida Ligia,la mejor lotería
es tener salud.
Es cierto que vivir esos momentos
tiene su pizca de ilusión.

Te deseo muchísima felicidad para
estos días y para todos los venideros.

Un abrazo con todo mi cariño.

unjubilado dijo...

Aunque juego a la lotería de Navidad todos los años lo hago poco menos que por obligación, ya que en ocasiones ni siquiera la he mirado pensando que si nadie me dice nada es que no ha tocado.
En cuanto a los belenes tengo uno en una caja grande de cartón, pero ya hace varios años que no lo montamos.
Abrazos

Chela dijo...

A mi también me ilusiona la loteria de Navidad. Es al único sorteo al que juego.Y aunque no me toque me alegra cuando toca a personas humildes y queda muy repartido. También para la de Reyes, mi cumpleaños, me autoregalo un décimo. El resto del año no juego nada.
Interesante y bonita la colección de belenes.
Un abrazo con mis mejores deseos para el Nuevo Año 2017.

Tawaki dijo...

Ojala te toque la loteria en este 2017, pero como queda mucho aun, disfrutalo mientras por si acaso. Que se cumplan tus deseos.

Y enhorabuena a los artifices de la exposicion. Esta epoce se presta a los belenes y a veces nos olvidamos de ellos y nos centramos en las compras.

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.