20 de julio de 2015

PARÍS (1)


Ya saben los lectores de este blog que desde hace años procuramos disfrutar una semanita de vacaciones y ver lugares nuevos, acompañados por mi hermano Melquiades y mi cuñada Nieves, a los que siempre agradezco el buen humor y la comprensión necesaria para ponernos de acuerdo durante unos días y pasarlo bien fuera de casa.
Y saben también que me gusta compartir mi experiencia en el blog por si le sirve a alguien, lo mismo que en este caso me ha servido a mí la de UN JUBILADO.
También conocen que en estos viajes y por razones obvias, tengo que cruzar el charco, unas veces pequeño y otras, un poco mayor. Y no lo hago a nado, no, ni siquiera en barco..., siempre en avión al que, aunque pasen los años, sigo teniendo mucho respeto.
AQUÍ pueden leer mis primeros "despertares" referidos a Vacaciones, que siguieron AQUÍ y AQUÍ.
Y el que tenga ganas de leer y bucear en mis recuerdos, cada año he puesto dos o tres posts sobre mis impresiones en los viajes de verano.
Este año, y teniendo en cuenta los deseos de mi hermano Melquiades, que llevaba soñando desde hace mucho tiempo con esta maravillosa ciudad, nos hemos ido a PARÍS.
Alejandro y yo habíamos estado ya hace muchos años, pero en un viaje organizado, de esos que te llevan y te traen, y no tienes tú que sacar el mapa, ni coger guaguas o metros, ni siquiera pensar a dónde vamos mañana...
Este año (como estamos cada vez más jóvenes y atrevidos, je, je) fuimos por nuestra cuenta, con los viajes y el hotel pagados, y cada noche decidíamos qué visitar al día siguiente...
Toda una experiencia, sobre todo si tenemos en cuenta que aquí no estamos acostumbrados a coger trenes ni metros y disfrutamos con más tranquilidad de lo que tenemos.
Algo que no entendí en París son las prisas que todos llevan a la hora de coger un transporte. Había algunas estaciones donde prácticamente se entraba a empujones o directamente ni se podía entrar... Todavía tengo "el recuerdo" en mi cuerpo del susto que me llevé en unas puertas que se cerraron antes de que yo pudiera acceder al metro, y al final me quedé en el andén esperando al siguiente...
Nuestro hotel estaba en el distrito de Clichy, muy cerca de Montmartre, a donde subimos en funicular para ver esta maravilla de Basílica del Sacre Coeur



Montmartre es el barrio parisino cuna de la bohemia del siglo XIX, donde vivieron personalidades como Picasso, Van Gogh o Edith Piaf, y donde todavía encontramos artistas en Place du Tertre intentando hacer retratos a los turistas viandantes que por allí pasan.



Nos encontramos con tiendas tan apetecibles como éstas donde los chocolates y los "macarons" me hablaban sin consideración al sobrepeso que llevo encima.





Al Museo del Louvre llegamos casi por equivocación un día en que no lo habíamos planeado, y las colas para entrar ya me dejaron asombrada,



así que optamos por entrar a la tienda del museo y dejar la visita al propio Museo para otro día, cosa que al final no pudimos llevar a cabo. Me quedé con las ganas, con un libro en español y con la imagen de las magníficas obras de arte que allí se guardan.



Algo tienen que ver, el Arco del Triunfo del Carrusel, mandado construir por Napoleón Bonaparte en conmemoración de sus victorias militares, con una cuádriga en bronce y oro en lo alto del Arco,



con el Arco de Triunfo propiamente dicho, ¡cómo no! también ordenado construir por Napoléon, que cuando ganaba una batalla decía "Esto hay que celebrarlo. Que construyan un arco..." y tras su victoria en la batalla de Austerlitz, recordada como una obra maestra táctica.



Aquí subimos a lo alto del arco, Alejandro y yo en ascensor previsto para gente que "ya esté para el arrastre", je, je, y Melquiades y Nieves después de 286 escalones de nada...
Desde aquí, las vistas de París son impresionantes y merece la pena disfrutarlas.

Preciosa ésta de los Campos Elíseos con el arco de La Défense al fondo...



Y creo que por hoy ya tienen bastante, tampoco es cosa de aburrirles, pero amenazo con traer unas pocas más...de imágenes y de palabras. Gracias y abrazos para todos los que siguen haciéndome compañía.

5 de julio de 2015

Y NO PASA NADA...



Yo, como muchas otras veces, recurro al humor de otros para expresar algunos de mis sentimientos. Con respecto a la Ley Mordaza:



o con respecto a la situación que se vive en Grecia:



En La Laguna tenemos nuevo alcalde, elegido con retraso por los recursos presentados contra el recuento electoral. Al final, será un Alcalde que gobernará en minoría, y además producto del pacto entre Coalición Canaria y el Psoe. No sé cuánto durará...
Me ha gustado esta frase cuyo autor desconozco: Si la vida fuera una cerveza, me la tomaría en serio



En fin, que la vida sigue con sus altibajos, que la próxima semana nos iremos una semanita de viaje (ya me estoy empapando todos los post que publicó el año pasado el Jubi...) y que les dejo esta imagen que tomamos hoy de este bonito flamboyán, que por aquí están en plena floración.



...Y como decía Julio Iglesias, "que la vida siga igual".
 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.