28 de febrero de 2014

RARAS ENFERMEDADES... y más cosas

Ya sabemos que cada día del año, o la mayoría de ellos, da lugar a una celebración que, según nos toque, vivimos de distinta forma. Los que están muy enamorados celebran el Día de San Valentín. Otros celebran el Día del Padre, de la Madre, del Cáncer, el día de la Bicicleta, y hoy se celebra el Día de las Enfermedades Raras.
Ignoro la cantidad de enfermedades raras que hay, pero me acabo de enterar que hay tres millones de personas con algún tipo de enfermedad rara. Esto de "celebrar" siempre me ha parecido un poco extraño, y supongo que en este caso, lo que se haga servirá para investigar más y mejor estas enfermedades, que pueden afectar a cualquiera de nosotros.
A través de mi otro blog, me he enterado de uno de estos casos, el de Elena, una niña asturiana de 9 años, que tiene el Síndrome de Sanfilippo. Les dejo AQUÍ el enlace del blog ¡Todos con Elena! por si alguien quiere ayudar, y el cartel de una Feria solidaria que se va a celebrar en su beneficio en Pola de Siero.



Por lo demás, mi vida transcurre entre hilos, telas y bordados



alguna fotografía de vez en cuando, como ésta que hice los días del último temporal

un árbol que ya fotografié en marzo del año pasado, cuando también sufrió otra ventolera. Afortunadamente, lo han vuelto a poner en pie y bien sujeto, espero.



Se van desempolvando los disfraces de Carnaval... yo no, mi hija...



para lo que ya han elegido la Reina del Carnaval el pasado miércoles



y hasta el cartel de la Autopista nos anima a salir



Y como en mis primeros años del blog, ultimamente me han llegado estos premios, de la mano de Rayén y su rinconcito especial





y éste de la mano de Moony



Yo se los quiero entregar de corazón a todos los que aún me siguen visitando y comentando. Gracias...

Y se fue Paco de Lucía...

11 de febrero de 2014

CICLO... ¿QUÉ?



En febrero del año pasado, intenté escribir un post que no llegué a publicar y que se quedó guardado en borrador. Y fue precisamente a cuenta de la Ciclogénesis explosiva, tema que hoy día vuelve a estar totalmente de actualidad.
He vuelto sobre ello, y como primera curiosidad, les diré que la palabra "ciclogénesis" no está registrada en el Diccionario de la RAE, lugar donde primero busqué para saber su significado.
Me fui entonces a la Wikipedia y allí encuentro:
"Ciclogénesis es el desarrollo o la consolidación de la circulación ciclónica en la atmósfera. Se trata de un término paraguas para varios procesos diversos, todos los cuales dan lugar al desarrollo de una cierta clase de ciclón..."
Se entiende, más o menos... Entonces sigo.
¿Y qué es una ciclogénesis explosiva? Según Tiempo.com, la revista del aficionado a la meteorología: "Como su nombre indica es básicamente una ciclogénesis, pero que sucede muy rápidamente y muy intensamente. Es decir, la depresión o ciclón en superficie puede formarse y profundizarse en un periodo muy corto de tiempo, convirtiéndose en una borrasca (caso de latitudes medias) muy violenta y adversa en cuestión de pocas horas. El término general usado para estas depresiones que se profundizan muy rápidamente, es de “bomba” meteorológica."
A lo que voy es a la rapidez con que se utilizan estos curiosos términos en los medios de comunicación, cuando la mayoría desconocemos su significado.



Aquí les dejo parte de un artículo que leí el año pasado en el Faro de Vigo, suscrito por el escrior, periodista y Catedrático de Lengua y Literatura, don Francisco García Pérez, que me pareció estupendo, y que para mí tiene plena vigencia:
"En este país somos cultos que te cagas, somos unos ciclogenéticos explosivos natos..."
"Las gentes hablaban de la ciclogénesis explosiva como si fuera prima suya, muy cercana, además. De un plumazo, se fueron al garete las palabras que antes definían en español ese tiempo horrible que nos amargó el fin de semana pasado. Se murieron "borrasca" ("temporal fuerte o tempestad que se levanta en tierra"); "cellisca" ("temporal de agua y nieve muy menuda, impelidas con fuerza por el viento"); o, incluso, "procela", que es lo mismo. Adiós a "rujiada", ese "golpe de lluvia"; adiós a las clásicas "tormenta" ("perturbación atmosférica violenta acompañada de aparato eléctrico y viento fuerte, lluvia, nieve o granizo"); "tempestad" ("tormenta grande con vientos de extraordinaria fuerza") o "temporal" ("tormenta grande"). Descansen en paz "turbión" o "argavieso", palabras que designan un "aguacero con viento fuerte, que viene repentinamente y dura poco". Ni hubo ventarrones, ni mangas de viento (qué hermoso es nuestro idioma), ni turbiones. Aquí lo que hubo fue una ciclogénesis explosiva."

Llámese Stephanie, Nadjia, Ruth o como se llame, espero que pase pronto la situación metereológica que estamos viviendo en España, sobre todo en el norte peninsular, y que el Sol se deje ver y nos devuelva la calma.
 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.