24 de diciembre de 2012

AÑORANZA FAMILIAR

Con los dedos temblorosos en el teclado del ordenador, Carmen iba uniendo letras para dar sentido a las palabras que desde hacía mucho tiempo guardaba en su corazón y necesitaba hacérselas saber a su hermano.

No estaba muy segura, porque la vida pasaba sin apenas darse cuenta, pero creía que no tenía noticias de él hacía más de diez años.

Fue en un viaje de los que acostumbraba hacer cada verano. Ese año fue a visitar varios países europeos, y desde que cogió el avión en su isla natal, iba decidida a encontrarse con él o al menos intentar hablar por teléfono, porque llevaba otros tantos años sin saber nada desde la última vez que conversaron con motivo del fallecimiento de su madre.

Al llegar a Holanda intentó conseguir una guía de teléfonos de Bélgica, donde le suponía viviendo, pero sólo encontró dificultades; por un lado, para hacerse entender con el idioma, y por otra parte, porque el grupo con el que viajaba tenía su programa de visitas y no era cuestión de perder el tiempo en asuntos particulares.

Cuando llegó a Bruselas, logró hacerse con el voluminoso libro en el hotel donde se alojó. Su corazón dejó de palpitar unos segundos, al descubrir su apellido español en la Guía. Era él, seguro.

No era cuestión de perder el tiempo, así que marcó los números desde el teléfono de la recepción del hotel. La voz inconfundible habló en francés, y después de la sorpresa inesperada, le hizo muchas preguntas sobre el resto de la familia, que Carmen fue contestando con cariño.

Sobre la posibilidad de verse esa misma noche, él dijo que no era fácil, cosa que ella no entendió, pues su sentido de las distancias se reducía a los kilómetros que recorrían su isla. A la mañana siguiente, dejaría ese hotel para visitar una nueva ciudad en su ruta, lo que impidió cualquier otra posibilidad de acercamiento.

Cuando colgó el teléfono, lloró y lloró mientras paseaba por las calles cercanas al Hotel, procurando retener cada una de sus palabras para contarlas a la familia a su vuelta, al mismo tiempo que buscaba una excusa para perdonar a su hermano por no haberse esforzado más en la posibilidad de encontrarse con ella.

Desde entonces, no se había producido ninguna comunicación por ambas partes. Ahora, con las últimas tecnologías y en un momento crucial de su vida, porque se acababa de jubilar y ¡qué caramba! porque la Navidad lleva aparejada la añoranza familiar, Carmen había conseguido un posible correo electrónico de su hermano.

Encadenó unas pocas frases y sin pensarlo mucho, pulsó la tecla de “Enviar”. La pestaña de Mensajes Recibidos señaló la entrada de uno nuevo, tan rápido que apenas le dio tiempo de ilusionarse con la deseada respuesta. Leyó:

“L'adresse de destination de votre message est inexistante. Pouvez-vous vérifier qu'elle est correctement orhographiée ? Votre message n'a pu être remis à son destinataire.”

20 de diciembre de 2012

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Lo primero, dar las gracias a todos por los comentarios de apoyo y ánimo en la entrada anterior, de la que yo era protagonista.

Poco a poco vuelvo a la normalidad, tratando de entender la normalidad como lo que será de aquí en adelante mi vida.

Estos días, de todas formas, son algo distintos y espero que mi "orden desordenado" empiece con el nuevo año.

Esta Navidad he querido poner en casa el Mini-Belén que tenía en la oficina para sentirla cercana (hay que ser masoquista), y que utilizo en este post para desearles a todos los que por aquí se asoman mucha salud y unos días muy felices.

Muchos abrazos para todos.

15 de diciembre de 2012

PROTAGONISTA



Todavía mis ojos están húmedos después de leer tantas palabras de amistad, ánimos y cariño que me han dejado escritas para el recuerdo.

Ayer fui yo la protagonista y a pesar de los nervios, la sonrisa y la alegría estuvo conmigo durante las horas compartidas en un almuerzo celebrado en el Casino de La Laguna, con muchos amigos que me han acompañado a lo largo de tantos años al servicio de la Administración.

Desde aquí quiero dar las gracias a las organizadoras del evento porque sé del trabajo que han tenido y el corazón que han puesto para que todo saliera como salió, maravilloso, para hacerme pasar un rato agradable en mi despedida.

Incluso me prepararon hasta una Agenda orientativa de lo que puede ser mi vida a partir de ahora, que me encantó:



Hubo buena comida, buen ambiente, flores de verdad



y de las de comer, exquisitamente trabajadas por mi última jefa.



Hubo regalos, todos acertados sin duda, hubo canciones, muchas fotos y el único "discurso" fue el mío, en forma de pareados donde quise hacer referencia a los diferentes destinos que he tenido durante este tiempo, con un toque de humor. Lo incluyo al final porque muchos compañeros me lo han pedido para "digerirlo" con calma, ja, ja.

Pero sobre todo hubo calor, amistad y cariño, que pude sentir en los buenos deseos y augurios para esta nueva etapa que comienzo.

Desde aquí, mil gracias a todos, los que estuvieron conmigo ese día, y los que me han acompañado siempre. Espero que nuestra amistad continúe por los siglos de los siglos.




Jubilación Ligia

¡Hermanos! Nos hemos reunido aquí…
Ay, perdón, que no estamos en la iglesia,
Ni siquiera en un mitín…
Esto es una reunión de amigos,
que me gustaría no tuviera fin.

Quién me iba a mí a decir,
A mis dieciocho primaveras,
Trabajaba yo en La Higuera
Que hoy estaría aquí.

Cuarenta y dos años después
(aunque apenas se me noten)
Con compañeros de entonces
Y con los de ahora también.

Recuerdos, tengo muchos,
Y anécdotas, sopocientas,
Una novela pienso escribir
Para que ustedes inviertan…

La extra que no cobraremos
O la productividad de otros tiempos
Aquellas abrigadas bufandas
Que lucíamos en el cuello…

¿Y qué me dicen de los moscosos?
Yo este año tuve dieciséis
¡Qué gozada! Y ahora… bueno,
Por lo menos les dejan tres.

En Extensión Agraria aprendí mucho
Fue y será mi gran familia
Con tres mil pesetas a fin de mes
Trabajar entonces sí que era una delicia.

No digo nombres porque no acabaría,
Pero ustedes mismos quedan nombrados
Un trocito de sus corazones,
En el mío llevo grabado.

Grabado con be, y no con uve,
Que gravámenes me gusta poco,
Aunque en la Agencia Tributaria,
A los contribuyentes volviera locos.

En mi Laguna querida
Me encontré con buena gente
Hacer la Renta a la familia…
Todavía sigue latente.

Después me fui para Hacienda
la Delegación de Santa Cruz
para consolidar el nivel
e integrarme en otro club.

Otro club de amistades, se entiende,
donde apenas tres años estuve,
Los específicos de la Comunidad
Me hicieron subir a otra nube.

La Nube de Intervención
Del Servicio Canario de Empleo
¡Cuánta titulación!
Para terminar mis devaneos.

Y heme aquí, en el día de hoy,
Con mis últimos compañeros,
Que no por ser los últimos,
Los voy a querer menos.

¡Adiós, control financiero!
¡Hasta siempre, función interventora!
Aunque sea con menos dinero,
A todos nos llegará la hora.

Muchas gracias por su amistad,
Su cariño y su paciencia,
Si en algo les puedo ayudar,
No duden que pondré diligencia.

¡Muchas gracias a todos!

Diciembre 2012

6 de diciembre de 2012

A PARTIR DE HOY...



Hoy empieza un nuevo contador en mi vida…

Ya les había comentado en el mes de junio pasado mis indecisiones. Desde entonces, he pasado unos meses tensos, con muchos pensamientos tanto positivos como negativos, con muchos cabreos ante la ineptitud de algunos personajes que se despreocupan o no ponen el más mínimo interés cuando el asunto no va con ellos…

Pero ya está. La decisión la tomé y a partir de hoy, después de cuarenta y dos años trabajando para la Administración, paso a formar parte de las Clases Pasivas del Estado, ahora que Rajoy dice que las pensiones no se van a revalorizar...

Los temores siguen conmigo porque al fin y al cabo, es un cambio drástico en mi vida, que no sé cómo lo pasaré.

Seguro que echaré de menos muchas cosas a las que ya estaba acostumbrada, pero a partir de hoy, espero continuar con otras que he dejado a medias en el camino y empezar algunas nuevas que hasta ahora no había podido realizar.

Me tendré que organizar y todavía no sé cómo. Tengo algunas ideas, algunos proyectos y esperanza de que la situación vaya mejorando.

Y, por supuesto, una cosa tengo clara, seguiremos en la lucha…



Espero que me sigan acompañando...
 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.