21 de febrero de 2012

BALANZA


Sorprendidos mis ojos ingenuos llegaron a la isla y, ávidos de nuevos descubrimientos, intentaban dar explicación lo mismo a un barco anclado en tierra como a una sirena varada en la caseta del puerto.
El Pueblo era para mí algo nuevo, acostumbrada como estaba a la vida en ciudad. Aprendí a distinguir las huertas de papas de las hierbas para los animales; los árboles de naranjas de los almendros en flor.
Pronto me convertí en una “mujer de mar y tierra”, hermoso piropo que despertó mi orgullo. Durante muchos años, La Palma fue lugar de sosiego y aprendizaje, allí mis hijos disfrutaron sus veranos de niñez y allí compartí deliciosos momentos.
Los años han dejado su huella en mi vida, ya peino canas y mis huesos piden rayitos de sol, pero elevo plegarias para que mis pupilas puedan seguir disfrutando de la belleza y esplendor de la isla, de sus playas y montañas, de sus llanos y su verdor.

16 de febrero de 2012

¡¡CARNAVALES!!


No soy muy carnavalera, pero aprecio el trabajo de todos los que integran esa locura que cada año por estas fechas transforma Santa Cruz. Las rondallas, las comparsas, las murgas y las mascaritas en general, llenan la ciudad de color, armonía, voces y alegría que recomiendo a todo aquel que quiera divertirse y admirar el ingenio de muchos. El tema de este año 2012 es “La era del flower power” y este es el cartel oficial.

Un atractivo especial para las fiestas es la elección de la Reina del Carnaval, donde las participantes se ven eclipsadas por la vestimenta que lucen; algunos trajes muy exagerados (según mi opinión), pero con un derroche de belleza y arte inigualable.
Anoche se celebró la Gala del Carnaval de Santa Cruz, de la que salió ganadora la joven Carmen Gil, con su “Fantasía Imperio”. Aquí les dejo una imagen publicada hoy en el periódico La Opinión de Tenerife.

Desde la semana pasada, la sala de exposiciones del Parlamento de Canarias, acoge una exposición titulada “Barbie se viste de Reina del Carnaval”, realizada por el diseñador Frank Romero, con un total de treinta y tres modelos en miniatura de los trajes ganadores lucidos por las distintas reinas de Carnaval en años anteriores.

Les dejo algunas imágenes que saqué en la visita que hice a la misma, destacando la evolución de los vestidos a lo largo del recorrido.

Desde la sencillez del vestido del año 1936,



hasta la fantasía del año pasado.

En algunas se ve la foto de la ganadora con el año correspondiente y refleja un trabajo de exactitud increíble. Como siempre, recomiendo la visita en persona para los que estén por aquí, y los que no, a conformarse con mis imágenes para el recuerdo.

8 de febrero de 2012

EL REENCUENTRO


Todo mi cuerpo se mueve con el traqueteo del barco y la somnolencia que me produce la pastilla contra el mareo me impide pensar con claridad.
Voy a reencontrarme con mi pasado, con mis dieciocho años, y tengo miedo.
Miedo a enfrentarme con viejos recuerdos, antiguos rostros que ya no están y nueva familia a la que conocer. Para algunos seré la novedad, como lo fui hace cuarenta años para sus abuelos.
Rememoro aquellos momentos y poco ha cambiado. También iba nerviosa, por ser la primera vez que viajaba y porque iba a conocer a los que serían mis suegros. Desconocía cómo me iban a recibir, si recelarían de la chica atrevida que había sido capaz de enamorar a su hijo y llevárselo a otra isla.
En aquel entonces, solo vislumbré alegrías a mi llegada, y me recibieron con los brazos abiertos y mucho cariño. La familia, los vecinos, para ellos era el centro de interés y querían saber todo de mí.
Hoy me encontraré con cuñados y sobrinos a quienes apenas conozco, quizás con desgana o indiferencia, no ofrezco ningún atractivo a sus vidas, pero allá voy, tal vez a concienciarme de las suyas.
Después de cuatro horas de agitación marítima y de muchos y entrañables recuerdos rondando mi cabeza, hasta los temores se me olvidan, y desciendo renqueante del barco.
Nuevas caras, alegría y juventud me reciben con gozo, colocando un nuevo punto de vista en mi mente. Los paisajes, belleza eterna, siguen siendo los mismos.
La isla bonita, La Palma, entra en mis ojos con la misma fuerza que hace cuarenta años y… me vuelve a enamorar.
 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.