24 de diciembre de 2012

AÑORANZA FAMILIAR

Con los dedos temblorosos en el teclado del ordenador, Carmen iba uniendo letras para dar sentido a las palabras que desde hacía mucho tiempo guardaba en su corazón y necesitaba hacérselas saber a su hermano.

No estaba muy segura, porque la vida pasaba sin apenas darse cuenta, pero creía que no tenía noticias de él hacía más de diez años.

Fue en un viaje de los que acostumbraba hacer cada verano. Ese año fue a visitar varios países europeos, y desde que cogió el avión en su isla natal, iba decidida a encontrarse con él o al menos intentar hablar por teléfono, porque llevaba otros tantos años sin saber nada desde la última vez que conversaron con motivo del fallecimiento de su madre.

Al llegar a Holanda intentó conseguir una guía de teléfonos de Bélgica, donde le suponía viviendo, pero sólo encontró dificultades; por un lado, para hacerse entender con el idioma, y por otra parte, porque el grupo con el que viajaba tenía su programa de visitas y no era cuestión de perder el tiempo en asuntos particulares.

Cuando llegó a Bruselas, logró hacerse con el voluminoso libro en el hotel donde se alojó. Su corazón dejó de palpitar unos segundos, al descubrir su apellido español en la Guía. Era él, seguro.

No era cuestión de perder el tiempo, así que marcó los números desde el teléfono de la recepción del hotel. La voz inconfundible habló en francés, y después de la sorpresa inesperada, le hizo muchas preguntas sobre el resto de la familia, que Carmen fue contestando con cariño.

Sobre la posibilidad de verse esa misma noche, él dijo que no era fácil, cosa que ella no entendió, pues su sentido de las distancias se reducía a los kilómetros que recorrían su isla. A la mañana siguiente, dejaría ese hotel para visitar una nueva ciudad en su ruta, lo que impidió cualquier otra posibilidad de acercamiento.

Cuando colgó el teléfono, lloró y lloró mientras paseaba por las calles cercanas al Hotel, procurando retener cada una de sus palabras para contarlas a la familia a su vuelta, al mismo tiempo que buscaba una excusa para perdonar a su hermano por no haberse esforzado más en la posibilidad de encontrarse con ella.

Desde entonces, no se había producido ninguna comunicación por ambas partes. Ahora, con las últimas tecnologías y en un momento crucial de su vida, porque se acababa de jubilar y ¡qué caramba! porque la Navidad lleva aparejada la añoranza familiar, Carmen había conseguido un posible correo electrónico de su hermano.

Encadenó unas pocas frases y sin pensarlo mucho, pulsó la tecla de “Enviar”. La pestaña de Mensajes Recibidos señaló la entrada de uno nuevo, tan rápido que apenas le dio tiempo de ilusionarse con la deseada respuesta. Leyó:

“L'adresse de destination de votre message est inexistante. Pouvez-vous vérifier qu'elle est correctement orhographiée ? Votre message n'a pu être remis à son destinataire.”

19 despertares:

Ligia dijo...

Muchas gracias a todos por los comentarios y ¡¡felices fiestas!!
Abrazos

La Gazza Ladra dijo...

Aiinnss...

Nunca es tarde...

Besitos

mariajesusparadela dijo...

Aparecerá cualquier día el hermano perdido, la dirección deseada y el correo llegará a su destino...felices fiestas.

unjubilado dijo...

Preciosa historia, pero no desesperes en cualquier momento llegarán a su destino.
Un abrazo

El mundo y yo dijo...

Y ese correo...de donde salió? Ya hablaremos. No creo que necesites un traductor, verdad??? Quizá alguna letra mal escrita? Intenta verificarlo. Mientras...muchísimas felicidades en estos días tan entrañables, para ti y los tuyos. Un fuerte abrazo. Ya hablamos. Un besito.

Leodegundia dijo...

Una historia triste de estas fechas, pero que puede tener final feliz ya que no todo está perdido.

Buen día de Navidad.

TriniReina dijo...

O sea, que no hay manera. Dile que pruebe en el Face:(

Tengo a mi gente tan cerca todos los días del año, que me cuesta imaginar esa distancia.

Besos y Felices Fiestas, Ligia.

El Drac dijo...

Esa clase de amor es enfermizo; ¿quién puede esperar más de 10 años a una persona? 10 años es una muerte en vida si es que no es ya real.

Lindo relato. Un gran abrazo

¡¡FELICES FIESTAS!!

Sergio dijo...

Es una situación desesperante la que cuentas, 10 años es una vida o una muerte en vida.

Vengo a desearte una feliz navidad y que 2013 te llene de dicha y felicidad.

Recibe un fuerte abrazo lleno de amor

Conversaciones de todo dijo...

Feliz Navidad Ligia y buena istoria.

..NaNy.. dijo...

Hola paso por tu blog para leer tu escrito que muy de estas fechas que se recuerdan más a los que no estan o estan lejos. Saludos y felices fiestas

marisa dijo...

Las cosas no siempre salen
como uno espera.
Solo cabe pensar que su hermano tendría poderosas razones para no acudir a su encuentro.

Un abrazo muy fuerte Ligia.
¡ Feliz Navidad !

angel lago villar dijo...

La vida real a veces es igual o más dramática.

Sin embargo, en estas fechas solo desearte a ti y tus lectores la mayor de las felicidades.

Un abrazo.

Balovega dijo...

Bella noche a todos...

Un día un sabio dijo: “La riqueza del ser humano se mide por la calidad de los amigos que uno tiene”. ¡Gracias por ser parte de mi fortuna!

¡Feliz Año Nuevo!

La Gata Coqueta dijo...




En este párrafo reposa un cofre de paz lleno de buenas intenciones, envuelto con el silencio del aprecio, sellado con una delicada estela de sonrisas, para ser enviado con la humildad de un beso para hacer presente el momento…

Mientras continuaré brindando para que el año nuevo te colme de felicidad

Y para que nunca te falte un sueño al que asirte cada amanecer…

¡¡Feliz salida y entrada de año!!

Atte.
María Del Carmen



Doncel dijo...

Ligia: Me dio mucha alegría verte por mi blog.
Te deseo lo mejor para este NUEVO AÑO.
Besos

Raquel dijo...

Un final agridulce.
Feliz año nuevo, Ligia. Que el 2013 te traiga todo lo que desees.
Un abrazo grande.

Conversaciones de todo dijo...

Feliz año amiga que pase bien en tu fiesta.

Marián dijo...

Feliz año amiga, una pena de esas distancias, me aso algo parecido, un hermano al que nunca conocí, le llame para comunicarle que su padre estaba muriendo, y nunca vino, sigo sin conocerle

Un abrazo

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.