24 de noviembre de 2012

EL BELÉN

Mi madre era la que dirigía nuestras pequeñas manos, decididas a formar el más bello de los Belenes.

Como cada año por estas fechas, nos entraba la prisa por iniciar los preparativos navideños y nos poníamos pesados para que nos buscara la caja que dormía desde el año anterior en no sé qué armario, con las figuritas que componían “el Nacimiento” envueltas en hojas de periódicos.

El sábado por la tarde era siempre el día elegido. Impacientes desenvolvíamos los paquetes y ordenábamos las piezas: el pastor que llevaba en sus brazos un cordero blanco, los tres Reyes Magos con sus camellos, la Virgen, San José y el Niño Jesús, y la figura que todos queríamos ser los primeros en encontrar, el cagón.

Nos hacía mucha gracia aquel hombre con los pantalones bajados hasta las rodillas y en posición forzada que, aunque mi madre decía que era símbolo de prosperidad, escondíamos entre los matorrales, para que lo descubrieran los amigos que venían a visitarnos.

La hierba bordeaba un río simulado con papel brillante, y un trozo de espejo hacía las veces de lago donde se mantenían estáticos los patitos blancos.

Una y otra vez poníamos en pie el camello del rey Baltasar, que continuamente parecía descansar debido a una pata que apenas aguantaba el equilibrio.

La mula gris y el buey marrón, fieles guardianes del recién nacido, se mostraban indiferentes a todo lo que sucedía a su alrededor.

El castillo del rey Herodes, apartado en la cima de una montaña ficticia, nos avisaba de la maldad del personaje que no quería saber nada de niños inocentes.

Cada figurita iba tomando su lugar en el conjunto, y presidiendo la humilde cabaña y señalando el lugar del alumbramiento, una estrella medio resquebrajada por el tiempo, que en su día fue brillante y plateada, y que tal vez no aguantaría otro año más los vaivenes en la caja que mi madre guardaba.

El ritual de las Navidades finalizaba con el encendido de unas diminutas luces de colores que nos llenaban de alegría durante unos pocos días en que esperábamos impacientes la llegada de los Reyes Magos.

Ese ritual es el que me ha hecho poner hoy patas arriba todos los armarios de mi casa, buscando una caja con figuritas de Belén.

17 despertares:

Ligia dijo...

Muchas gracias a todos por las visitas y comentarios. Pero sobre todo, a Chary Cirujano (Lamar) por publicar mi relato anterior en su blog. Ya lo dije y lo repito ahora, para mí es todo un honor y un placer. Aprovecho este post, que ya se acerca el mes de diciembre, para desearles a todos un tiempo venidero mejor que el que venimos teniendo hasta ahora. Abrazos para todos.

trimbolera dijo...

Deseo que tu ilusión y tus recuerdos se fundan en esa alegría que ya se adivina bien cercana. Besicos.

mariajesusparadela dijo...

También yo aprovecho para desearte felices fiestas:
yo tendré una paga menos y tendré que conformarme con saber que el buey y la mula deberán quedar guardados en su caja...(menos mal que el papa no sabe de los cagones, las lavanderas en diciembre y algún play-movil que siempre se colaba...)

unjubilado dijo...

Que nunca se pierda la ilusión y eso que este año el Papa Benedicto XVI nos dice que en el portal no había ni buey ni asno... me imagino que soñando con la crisis pensó que una fogata calentaría más que un buey y un burro, claro que este Papa nos ha chafado todas las convicciones que teníamos.
Un abrazo

adolfo payés dijo...

Llena de ilusiones hermosas estas fiestas. y con figuras como estas se disfruta..

Siempre te leo amiga...

Aunque mi ausencia escrita sea notoria en comentarios...

un abrazo
Saludos fraternos..

Leodegundia dijo...

Leer tu entrada de hoy fue como trasladarme a mi niñez y revivir la ilusión que teníamos en poner el Belén.
Un abrazo

TriniReina dijo...

Que lo montes bien, Ligia y que se cumplan tus buenos deseos.

Confieso que no me apetece nada, aún, sacar los "trastes", pero todo se andará:) Por aquí hasta la Pureza, no se pone ni una estrella:)

Besos

PACO GACELA. dijo...

Felices fiestas, que te lo pases bien y seas feliz, buen finde, un saludo.

Amig@mi@ dijo...

Qué magia, verdad?? La Navidad es eso, ilusión y alegría. Y mientras se es niño, estos sentimientos se mantienen. Ese Belén lo tengo yo, lo compré en Granada. Son los "cabezones granainos".
Un besote

Chary Cirujano dijo...

Ainssss mi niña ¿y lo que disfruté publicando algo tuyo? Fue un verdadero honor.

Yo ando como una loca buscando el nacimiento que hace años dejé de poner, pero ahora con mi niño hay que recuperar tradiciones, así es que me toca comprar alguna que otra cosilla jejeje.
Besos enormes mi niña ;)

ADELFA MARTIN dijo...

¡que hermosos sin siempre los recuerdos de niñèz! -corrijo-para los que tuvimos la suerte de tener una "infancia" cosa que hoy millones de niños en el mundo desconocen...
Esos recuerdos son como verdaderos tesoros, que por mucho tiempo que pase jamàs dejamos de sonreìr...entrañables!


abrazos

angel lago villar dijo...

No tanto, pero algunas de las escenas que narras las he vivido.
No obstante, la modernidad hace que en mi casa instalemos el Belen de Playmobil. Eso si, la comitiva que va hacía él es de lo más variopinta : vaqueros del Oeste, tortugas más grandes que el Belen...

Anónimo dijo...

Querida Ligia, no quiero pecar de repetitiva pero la palabra que me sale después de leer el despertar es: PRECIOSO Y TIERNO.....cuántas cosas me evoca.......y todas llenas de "calorcito" ¿me entiendes?
Esta frase:"Una y otra vez poníamos en pie el camello del rey Baltasar, que continuamente parecía descansar debido a una pata que apenas aguantaba el equilibrio", me recuerda que a nosotros, un porrón de primos, siempre, impepinablemente, había alguna figurita que no se matenía en pie...........,al final terminábamos calzándola con alguna piedrita.
Besotes

ana dijo...

Me alegra esa ilusión y espero que lo disfrutes un año más. A mi la Navidad no me gusta, y mucho menos este año, porque faltan personas muy queridas.

BESOS.

cristian dijo...

hola

merce dijo...


MIS PENSAMIENTOS. MERCE CARDONA.

Es la primera vez que entro en tu casa, me ha gustado mucho la del belen es preciosa.

Besos

Maria Crova dijo...

Bellisimo el pesebre como me gusta todo lo que respecta a los arreglos navideños.Muchas Felicidades.

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.