29 de abril de 2012

EL CASTILLO


Se despertaba entre burbujas y, como cada mañana, se acercaba a la orilla para ver jugar a los niños en la arena.
El que parecía menor, intentaba hacer un castillo con el cubo y la pala, volviendo a empezar de cero cada vez que el mayor destrozaba su obra de arte. Una y otra vez, el pequeño artista formaba murallas, torres y hasta un puente levadizo, como el que ella soñaba para evadirse del castillo donde permanecía encerrada desde su nacimiento.
Día a día esperaba que el niño alcanzara sus propósitos, aunque sabía que ni con toda la arena de la playa conseguiría realizar algo parecido al lugar que abrigaba su prisión.
Como cada tarde, la sirenita movía con fuerza su cola de pez para volver a resguardarse en su castillo, el que resistía el paso del tiempo en el fondo del mar, y del que jamás podría escapar.

17 despertares:

Maria Crova dijo...

Un relato muy sentido.

Besos.

Chary Cirujano dijo...

Sirena, arena y mar unidas en un precioso relato.
Besos enormes mi niña :)

Amig@mi@ dijo...

Todos tenemos nuestro peculiar castillo de arena...
Muy bonito.
Un abrazo

Carlos Alberto dijo...

Me gusto el relato; la imagen del castillo de arena perfecto.

Un abrazo;)

Raquel dijo...

Triste el destino de esa sirena.
Muy bien escrito.
Un abrazo,Ligia.

TriniReina dijo...

¡Oh, qué bonito!

Me ha encantado este cuento.
Te felicito Ligia.

Besos

angel lago villar dijo...

No debe ser fácil ser sirena...

Un abrazo, amiga

Alimontero dijo...

Hola querida Ligia, los castillos son nuestras ilusiones...esos sueños, quimeras plasmadas de arena....
Salvo aquéllas ilusiones que podemos concretar y traer a tierra....

Un abrazo grande!

Ali

Conciencia Personal dijo...

La mayor ilusión infantil construir castillos, para derrumbarse al crecer...

Beos, querida Ligia.

Monique-

unjubilado dijo...

Todos hemos construidos castillos cuando menos en dos ocasiones, la primera de niños y la segunda de adultos ayudando a nuestros hijos.
Y en más de una ocasión hemos soñado con algún castillo que se ha desmoronado al despertar.
Me ha gustado el relato.
Un abrazo.

Leodegundia dijo...

Un bonito relato, creo que muchos estamos como la sirena, salimos a ver el mundo pero regresamos a nuestro castillo.

Buen día

La Gata Coqueta dijo...




Hoy estamos de celebración, La gata coqueta ha cumplido cuatro años de puertas abiertas a la calidez de la amistad y a la ética de los sentimientos.

¿Me acompañas?

El champagne para festejar,
En grado óptimo te espera
Y en sus burbujas, tu sonrisa puedas reflejar

La tarta también la termino de recibir,
Para endulzar
El camino sin a la dieta cohibir

Las rosas de la floristería van entrando
De diferentes colores,
Para ir reinando, con aromas de coquetería

Y el piano al fondo ya está interpretando
“Amigos para siempre”
Quienes te darán la bienvenida brindando

¡¡CHIN CHIN!!

Y por sorpresa dos regalos;

*Un abrazo con mucho amor
*Y ¡Gracias por tu cariño!
Que te seducirán el corazón

Un dulce y tierno beso

María del Carmen


Ricardo Tribin dijo...

Castillos de arena, fantasias, pero grandes momentos.

Anónimo dijo...

Precioso cuento.

Un saludo

fgiucich dijo...

La ilusión que todos hemos tenido en algún momento. Abrazos.

Ligia dijo...

Muchas gracias a todos por los comentarios. Abrazos

alkerme dijo...

Felicidades por la publicación.
Un beso,

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.