27 de agosto de 2010

Delibes

Tendría yo catorce o quince años… Aunque siempre he nombrado a mi padre como el que me enseñó a “leer”, a manejar un diccionario y a interesarme por la Literatura y la Historia, fue mi hermano mayor el que un día me aconsejó y me prestó un libro: “Cinco horas con Mario”, de Miguel Delibes.

Recuerdo que sus letras me atraparon desde el primer momento. Sentía que yo estaba acompañando a Carmen, la protagonista, en la sala del velatorio de su esposo Mario, que reposaba inerte en el féretro. No había nadie más en aquella habitación oscura, nadie de su familia, así que no me podía ir dejando a aquella mujer hablando sola.
A medida que la escuchaba, comprendía su insatisfacción, los reproches que le hacía a Mario sobre su vida en común, su desconfianza ante la posible relación amorosa que él mantenía con su cuñada Encarna. Él era un catedrático que se relacionaba con el bedel del Instituto, lo que era una humillación para Carmen.
Entendía su desazón porque Mario nunca quiso comprar un coche que en aquellos tiempos le hubiera cambiado la vida, y soñé con la cubertería para la que estuvo esperando como regalo durante veintitrés años…
Seco, despegado, poco efusivo, todo eran críticas hacia el silencioso Mario. No sé en qué punto del libro fue cambiando mi apreciación por él. Empecé imaginándomelo en su humilde bicicleta mientras pedaleaba incansable hasta el Instituto. Lo descubrí en el sabio ejercicio de escribir versos que, imperdonablemente, nunca le leyó a Carmen. Entendí su forma de pensar, tolerante, intelectual, de ideas progresistas, que soñaba con la libertad y la igualdad entre los hombres, ideas inconcebibles para el sistema de valores de Carmen, para la que las apariencias y la buena posición en la sociedad eran primordiales.
Termina la noche y acaba el monólogo. Creció mi antipatía hacia Carmen. Más todavía cuando empieza un nuevo día, se llevan el cadáver de Mario, y es ella la que queda aquí. Es la hora de la despedida.

Miguel Delibes, vallisoletano, escritor y novelista incansable, calificado como “maestro de narradores”, hace casi seis meses que no está entre nosotros. Cualquiera de sus obras merece la pena volver a ser leída. Y “Cinco horas con Mario” es una de ellas.

44 despertares:

E.M.López dijo...

Pues tomo buena nota!! Lo has resumido a la perfección, así que la cuando pase por la biblioteca le echaré un vistazo!

SALUDos y besos.

laMar dijo...

Uno de mis autores favoritos desde el colegio. Esta obra era una de las de lectura obligada y desde entonces he leído todo lo que publicaba.
Un beso enorme

Anónimo dijo...

Me he quedado perpleja. Terminé de releer "Cinco horas con Mario" el domingo, y si la primera vez me pareció fantástica, ahora mucho más.
Yo desde el principio me puse de parte de Mario: tan tolerante, tan generoso,tan volcado en el más débil, aunque comprendo a Carmen, y la comprendo como "producto de su época", aquellos años 50/60, tan terribles para cualquier mujer.
La esperanza está en el hijo de Mario....
Besazos,

mariajesusparadela dijo...

Aparte de leerla, vi su representación con una Lola Herrera increíble. Porque ser capaz de enganchar con un monólogo es una genialidad que no está al alcance de todos.

lucero dijo...

aunq sigo de vacaciones pasaba a saludarte y dejarte un abrazo

Adolfo Payés dijo...

Has hecho una homenaje excelso de tus letras..
Que gusto descubrir estos libros..
Gracias por compartir tu sentir, ante su partida así me acerco mas a su presencia escrita..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..


Que disfrutes de un hermoso fin de semana..

AROBOS dijo...

Leí esa novela hace mucho tiempo. Aunque tengo entre manos un par de libros, creo que es buena idea releer esta novela, genial como todas las de este gran maestro de nuestra literatura.

Raquel dijo...

Después de esta entrada tan bonita tengo más razones si cabe para ponerme cuanto antes a leer Cinco horas con Mario.
Bonito homenaje a este gran escritor.
Un abrazo, y feliz fin de semana :)

Amig@mi@ dijo...

Es que de Delibes me gustan todos, los he leído todos y los volveré a leer.
Es un genio.
Besos

LEONORCITA dijo...

Yo lo he leido y lo he visto tres veces en obra de teatro, con este conocimiento te digo ENHORABUENA, LO HAS BORDADO.

Besos......Leo

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

Gracias Ligia divina...

DAISY dijo...

muy buen resumen Ligia, a mí nunca me ha motivado leer este libro pero se ve que es una buena literatura, abrazos

TriniReina dijo...

Confieso que no la he leído, pero por lo que aquí relatas, me han dado unas ganas tremendas de hacerlo. Creo que ahora es el momento.

Nesos

Mery Larrinua dijo...

Gran escritor, gran libro...y una gran influencia en tus recuerdos.
un abrazo

ADELFA MARTIN dijo...

Que bueno que traes a Delibes, cuando un escritor logra que sintamos simpatìa,solidaridad o desprecio por un protagonista, es que tiene en la punta de los dedos la sensibilidad y sobre todo, sabe transmitirla...genial este gran narrador...

abrazos

Cyllan dijo...

Hola. Te vi en la web de Alkerme y vine a mirar.
Aunque he leído a Delibes no he pasado por esta famosísima obra. Lo cuentas de un modo que me han dado ganas de hacerlo.
Saludos.

Cosmo dijo...

También hace muchísimos años que la leí y quedé asombrada de lo genial que es Delibes contando toda una època y desarrollando dos personajes sólo a través de ella,por supuesto que no recordaba con fidelidad tantos detalles de la novela y lo has contado de tal modo que me apetece releerla una vez más.Abrazos

Isabel dijo...

Delibes siempre será uno de mis autores favoritos. No soporté bien la lectura de este libro, no soportaba nada a su protagonista. Por eso supe lo grande que era el autor... provocaba emociones intensas, buenas o malas. Besitos.

César Sempere dijo...

Estoy contigo.

Un beso,

Ricardo Tribin dijo...

Hoy estoy de luto por la partida de mi maestro, inspirador, y mentor, Hector M. Trujillo Mejia. Te invito a que me visites para conocer su obra.

Un gran abrazo y todo mi aprecio y admiracion.

Algaire dijo...

Siguiendo tu narración de la lectura que hiciste de esa obra fue como volver a leerla, te lo agradezco pues hace muchos años que este libro reposa en mi librería.
Buen día

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Un buen libro de Delibes. Una pena que la protagonista tenga que esperar a su muerte para encarar su vida con él.

un abrazo

Albino dijo...

Estoy toyalmente de acuerdo conitgo y añado que es una obra que puedes difrutar leyendola, pero tambien viendosela en teatro a Lola Herrera, que la estrenó hace casi treinta años y sigue llevandola en cartel.
Un beso

mariarosa dijo...

Si alguien no conoce a Delibes, seguro que despues de leer tu texto va a buscar conocerlo.He leído de él: La hoja roja,

UN saludo.

mariarosa

RAMPY dijo...

Hola, Ligia, Cinco horas con Mario es una de mis obras favoritas de Delibes, junto con el hereje.
Recuerdo que la primera vez que lo leí fue en la época del instituto, y desde entonces me impactó
Un beso enorme.
Rampy

Alicia dijo...

Ligia, yo leí el Príncipe Destronado en primer lugar... la obra que describes creo que la ví en una ocasión en el teatro. En este país las apariencias han hecho mucho mucho daño. Un abrazo paisana.

fgiucich dijo...

Gracias por esta excelente crónica. Abrazos.

María Jesús Verdú dijo...

Sentido homenaje a este artista entre artistas. Su valor creativo es admirable

azul dijo...

Tendría yo unos quince años cuando fui al teatro a ver la obra interpretada por Lola Herrera...magistral, magistral, no me cansaba de aplaudir...

Este verano en el programa La noria entrevistaron a la actriz y me he prometí volverme a comprar el libro que lo perdí en una mudanza o es de esos libros que uno deja y luego ya no se devuelven...

Tengo que comprarmelo

Un beso

bardinda dijo...

Lo leí hace y unos y es de los libros que no me importaría repetir.

Un saludo

medianoche dijo...

Ya mismo lo busco y lo leo, debo confesar que no leí casi nada de él, ahora me preocupare, gracias amiga por tu visita.

Besos

Tessa dijo...

Hola:
Hasta el momento no he tenido ocasión de leer. Cinco horas con Mario.
Gracias por compartir la lectura, me uno a tu grupo de amigos para visitarte a menudo.

Saludos
Tessa

Enrique Rojas Guzmán dijo...

Grande Don Miguel Delibes, ¡cuánto me ha hecho disfrutar con toda su obra!

Un saludo

mipequeñomundo dijo...

Ligia:
Te pase a visitar.Vengo del blog de Tessa. Volveré para leerte con calma.

Una flor de mi jardín para ti.Rayén


Feliz día del blog!!!

..NaNy.. dijo...

Hola es que Delibes siempre atrapaba con una o con otra de sus obras pero siempre. Saludos

..NaNy.. dijo...

Hola es que Delibes siempre atrapaba con una o con otra de sus obras pero siempre. Saludos

La Gata Coqueta dijo...

Él se ha ido pero nos ha dejado su legado para deleite de las generaciones venideras aquellos amantes de la buenas letras.

Ahora tengo entre mis manos El tiempo entre costura, de Mría Dueñas y para ser su primera obra promete lo suficiente para ir en la undecima edición en un año.

Un abrazo escrito con palabras.
De esta que te aprecia

Marí

La Gata Coqueta dijo...

Has visto que casualidad...
Mi hija lo merendó en un día yo soy mucho más lenta pero lo que si te aseguro que el pañuelo esta a mi lado y ya lo hr usado más de una vez...eso ya es problema de ser algo romántica...

Y los siguientes que tanbién me han aconsejado son:

El abanico de seda
El arte de escuchar
Los latidos del corazón
y La lapida templaria

Vivir para ver y te ire contando...

Feliz fin de semana para ti y para todos los aquí presentes.

Besos

Marí

La sonrisa de Hiperión dijo...

A mi es este libro me impactó demasiado...

Saludos y un besazo.

Ligia dijo...

Ya veo que a casi todos les ha venido bien que recordemos este libro. Muchas gracias por los comentarios y por estar siempre ahí. Abrazos

Melinda dijo...

Es bonito recordar a alguien, aunque sea a un escritor.

Un besoteeeee

Mayela Bou dijo...

Me toco el gusanito de la curiosidad este libro, lo empiezo a leer este fin de semana.
Un abrazo!

beker dijo...

Sin duda, uno de los grandes que hay que releer.. un abrazo grande

Wílliam Venegas dijo...

Sí he leído a Delibes, pero gracias a Ligia debo ir allibro que mencionas. De pronto me identifiqué con Mario... gracias a Ligia, buena bloguera, y no a Carmen.

"SIN LA PALABRA NO HABRÍA HISTORIA NI TAMPOCO AMOR; SERÍAMOS COMO EL RESTO DE LOS ANIMALES, MERA PERPETUACIÓN Y MERA SEXUALIDAD. EL HABLA NOS UNE COMO PAREJAS, COMO SOCIEDADES, COMO PUEBLO. HABLAMOS PORQUE SOMOS, PERO SOMOS PORQUE HABLAMOS". Julio Cortázar

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.