26 de marzo de 2009

LA RADIO


No hemos podido esperar al día 28 de marzo para apagar la luz durante una hora, tal como se nos invita en estos días a través de la campaña “La hora del planeta”, para evitar el calentamiento global.
En Tenerife somos más rápidos. En lugar de esperar al día 28, hemos apagado hoy, día 26. Y también somos más solidarios. En vez de una hora, nosotros nos hemos mantenido dos horas y media sin luz. ¿Quién da más?
Supongo que lo habrán oído en las noticias. Tenerife sufrió un apagón, que al parecer se debió a la caída de un rayo en una central eléctrica en Las Caletillas (Candelaria). A estas horas, el suministro de energía se ha ido restableciendo paulatinamente en toda la isla.
Me lo tomo a risa, ahora. Ahora que estoy viendo la tele, con el ordenador encendido, la nevera y la lavadora funcionando, el microondas, la vitrocerámica, el termo, el reloj, el móvil con cobertura… Es increíble, pero ¡cuánto dependemos de la energía eléctrica!
Al principio pensé que sería un momento, porque además no había oído aviso de alerta de ningún “color” (a la que últimamente ya nos hemos acostumbrado). Cuando pasaron unos pocos minutos, ya estaba preguntándome a qué teléfono tenía que llamar para saber si había avería, y cuando me enteré que era un apagón general en toda la isla, recurrí a la radio. ¡Ah, la RADIO! (menos mal que mi Alejandro es muy previsor y tenía pilas…) La RADIO, y concretamente RADIO ISLA TENERIFE.
Las voces inconfundibles de José Antonio Pardellas y César Fernández Trujillo, entre otros, nos mantuvieron informados durante todo el tiempo de lo que estaba pasando:
Semáforos que se apagan de pronto y que dan lugar a atascos impresionantes en la vía pública…
Los tranvías que hacen el trayecto Santa Cruz-Laguna también se detienen, con lo cual la compañía Titsa (Transportes Interurbanos) pone en marcha hasta doce guaguas para suplir el servicio…
Aviso de la suspensión de las actividades escolares en horario de tarde…
Se activan los servicios de emergencia para todos los puntos conflictivos…
No pude evitarlo. Hoy recordé irremediablemente los CINCO DÍAS que estuvimos sin luz a finales de noviembre de 2005, cuando la Tormenta Tropical DELTA “pasó” por Tenerife. Recordé el miedo que tuve en el cuerpo mientras duró, y cómo se fue calmando gracias a la información y a las palabras de tranquilidad que nos retransmitía esta Radio Isla. Fueron las voces que conectaban con unos y con otros, nos aconsejaban las medidas de precaución, nos advertían de la situación e incluso intentaban aclarar la magnitud de los efectos y consecuencias de la tormenta, incluidas las pérdidas humanas. Ya han transcurrido más de tres años y todavía está en la memoria de muchos isleños.
Desde aquí, quiero agradecer a todos los que componen Radio Isla Tenerife en especial, y a la RADIO en general, por todos los buenos momentos que comparten cada día.

25 de marzo de 2009

FELICIDADES

A mi querido hermano Melquiades: en esta jornada tan especial te deseo lo mejor del mundo, y que la vida sólo te traiga felicidad y alegría, la misma que tú nos regalas a los demás día a día.

(Supongo que todos poníamos lo mismo cuando éramos pequeños...)

Hoy es tu cumpleaños y te quiero felicitar,
como no tengo dinero, te regalo esta postal:






Muchos besos

21 de marzo de 2009

POESÍA

Desde hace nueve años, el 21 de marzo se celebra el Día Mundial de la Poesía. Esta conmemoración fue impulsada por la UNESCO con el objetivo de reconocer las actividades poéticas que se realizan en los diferentes países y promover la poesía como una forma de cultura esencial.
Desde la incuestionable definición que Gustavo Adolfo Bécquer le dio a la POESÍA, con este poema,

“¿Qué es poesía? -dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía… eres tú”


se han hecho muchas definiciones sobre la misma. A mí particularmente me gustan estas dos frases:

"La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos" (Rabindranath Tagore)

"Los dioses facilitan el primer verso; los demás, los hace el poeta"
(Paul Ambroise Valéry)

Los autores de los blogs que habitualmente leo, tienen mucho de “poetas”, aunque escriban en prosa, y a todos les rindo mi homenaje. Pero hoy me van a permitir que dedique este post a algunos de ellos que para mí entran perfectamente en la definición que hace la R.A.E. de la palabra POETA: “Persona que compone obras poéticas y está dotada de las facultades necesarias para componerlas”.
Les dejo una pequeña muestra de los poemas de cada una de estas personas, de las que admiro no sólo sus innegables facultades, sino también la facilidad para reflejar en ellos su corazón de POETA:

TRINI

La escarcha perfiló sus labios.
El desamor nevó en su garganta.
Las promesas infringidas
oxidaron desesperanza y
ahora duermen sumergidas
en un silencio de agua.
En ese invierno temprano
que se derramó sobre el alma,
los vientos son cuchillos
que hieren hasta las lágrimas.
El corazón de calor adolece
y, en ese amor que un día
envidia fue de la llama,
ya sólo impera la ausencia,
profunda y desalmada.

MOONY

En mi cabello, la noche
apaciguaba las aguas
haciendo la sal silencio
por las rendijas de un beso

En el espejo, palomas
en el armario, jilgueros
y en el corazón, tu nombre
bordándome días nuevos

Sobre la piel, arena de playa negras
entre sábanas, tu aliento
y, yo, hecha pleamar
recogidita en tu puerto


ALKERME

Di tú primero
que acabas de llegar.
Dilo tú, que yo no puedo,
no quiero que sólo sonrías,
no quiero,
acércate a mí y dilo tú primero.

Háblame al oído,
júntate a mis rodillas,
acomódame en tu ombligo,
y no sólo me sonrías.
Acércate a mí y dime
lo que la primavera le hace al almendro


TISBE

Son largas las noches
en otoño
Como alargadas son
las sombras de los árboles
Como tus manos de poeta
pintando a mano alzada
un poema en mi cuerpo
que me alarga,
me eleva
hasta tocar el cielo
con el alma...

14 de marzo de 2009

PLENILUNIO


Tenía una sensación extraña en el cuerpo. No sabía si era felicidad, preocupación, o las dos cosas a la vez. Rebobinaba en su mente para conocer el origen de aquella desazón que sentía. No encontraba motivo alguno para estar más contenta que cualquier otro día, y sus preocupaciones eran las mismas desde hacía ya unos meses. Las paredes de su casa la ahogaban y no se atrevía a meterse sola en la cama. Miró el reloj y aunque no acostumbraba salir a aquella hora de la noche, cogió su abrigo y se dispuso a caminar un rato. Salió a la calle y sus pasos la dirigieron a la plaza del pueblo.
Se sentó en una silla de la terraza del único bar que a esas horas estaba abierto. Todavía quedaban algunos rezagados del sábado nocturno charlando y bebiendo. Los fue analizando como era su costumbre para tratar de averiguar algo más de cada uno: Una pareja que se miraba a los ojos mientras se prometían quién sabe qué. ¿Cuánto les duraría el amor? ¿Tanto o tan poco como el suyo?
Cuatro amigos que hacían sonar escandalosamente sus risas con el chiste de uno de ellos. Los observó con detenimiento y reconoció enseguida a cada personaje, el líder al que seguían los demás, el gracioso que forma parte de todos los grupos, el que estaba allí porque no tenía otro sitio mejor, y al que se le notaba la incomodidad que sentía y no sabía cómo despedirse.
En otra mesa, tres chicas hablaban a la vez sin entenderse, refiriéndose a los últimos chismes de una revista que hojeaban…
Miró al cielo y en la noche oscura, la luna brillaba en todo su esplendor.
Desconocía todo lo referido a este satélite, sus movimientos, sus fases o su balanceo, pero era consciente de que cada plenilunio ejercía sobre ella un poder desconocido, el mismo poder que las leyendas populares y la mitología le atribuyen a la luna.
Entonces lo comprendió. Lo de la sensación extraña en su cuerpo…

5 de marzo de 2009

DOS AÑOS

Se cumplen dos años desde que inicié este Blog y, como diría Macario, el muñeco de José Luis Moreno: ¡Qué contenta estooooy!
Contenta por las personas que conozco virtualmente y porque al fin y al cabo, también me he dado a conocer, a pesar de que al principio entré en este mundo con un poco de intriga por no saber con qué me iba a encontrar.
Ya lo he dicho muchas veces, mi hijo Gustavo fue el que me animó a ello, el que me ayudó con la plantilla del blog, y el que me ha enseñado a incluir imágenes, música o hacer modificaciones en el diseño. Gracias, mi niño. Realmente te debo muchos "despertares".
Se ha ido incrementando el número de personas que se acercan a leerme y a dejar comentarios, cosa que me hace la misma ilusión que el primer día. Yo intento cumplir en la medida de lo posible con todos, pero reconozco que hay algunos cuya vena literaria supera todas las expectativas y antes de que termine de ponerles mi humilde comentario, ya están subiendo el post siguiente, dejándome sumida en un profundo desconcierto.
Todos pasamos más o menos por momentos bajos de inspiración, pero hay algunos que tienen a las musas agarradas permanentemente a sus palabras, y cada día inundan sus blogs con historias sorprendentes, reflexiones concienzudas, imaginación desbordante, poemas maravillosos o relatos hilarantes. A esos son los que envidio y pido perdón por este “pecado”.
Cuando recibo a un “nuevo” visitante, después de agradecerle sus palabras, entro a conocer su perfil para saber de dónde es o cómo es, y casi siempre me voy a leer su primer post. No sé por qué, pero me gusta saber qué le impulsó a abrir el blog y cómo accedió al mío.
Los vericuetos del destino son asombrosos y me parece alucinante no sólo contactar a través del blog con personas que residen a miles de kilómetros de aquí, sino también hacerlo con otras con las que probablemente me he cruzado por la calle muchas veces y no nos conocemos.
Duele, cuando alguno cierra su blog, temporal o definitivamente, ya sea por “sequía literaria”, por problemas familiares o porque sí. Pero más duele cuando lo eliminan sin más, sin avisar, y me quedo en la duda de si les pasó algo grave. Está claro que yo respeto cualquier decisión, porque cada uno hace con su blog lo que quiera, pero no puedo evitar un desasosiego.
Quiero agradecer las visitas de todos los que por aquí se acercan y sobre todo, los comentarios que me dejan, el cariño de sus palabras y el apoyo en los momentos tristes.
Otro día hablaré de los premios y regalos que recibo y de la generosidad que me demuestran.
Gracias, gracias y mil veces gracias.
 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.