31 de diciembre de 2008

¡Feliz Fin de Año!


En estos momentos estoy ocupada con la preparación de la cena de Fin de Año, pero me he escapado un ratito al ordenador para hacerles esta entrada antes de que termine el 2008.
Quiero desearles a todos los que por aquí pasan un Próspero y Venturoso Año 2009, y que haya salud, amor y trabajo a raudales.
Brindo con todos ustedes y les agradezco la amistad virtual que siempre me han demostrado.
Un abrazo muy fuerte.

19 de diciembre de 2008

¡¡Prosperidad!!


En los días de Navidad de mi niñez, me asomaba a la ventana con mi hermana y demostrábamos nuestra felicidad a los sorprendidos caminantes al grito de "¡Prosperidad!". Al principio nos avergonzábamos y nos escondíamos rapidamente, pero luego esperábamos para ver el cambio de semblante que se producía en la gente. Al final recibíamos alborozadas un "¡Gracias, mi niña!" que nos llegaba al alma y ya nos sentíamos contentas para todo el día.
Ahora ya ni me asomo a la ventana, salgo y entro a mi casa en coche y los vecinos prácticamente no sé ni cómo se llaman. Eso no quiere decir que no tenga los mismos sentimientos infantiles de desearles a todos lo mejor. Por eso, desde esta ventana que espero tenga más alcance que la de la habitación de mi niñez, quiero gritar a los cuatro vientos: ¡¡PROSPERIDAD!!
Salud, trabajo, amor, justicia, alegría, y en definitiva, prosperidad para todos. Y un abrazo muy fuerte en la distancia para todos los que leen este humilde blog.

16 de diciembre de 2008

HÉCTOR ALTERIO


Todavía resuena en mis oídos la inconfundible voz de Héctor Alterio. Todavía siento un nudo en la garganta cuando recuerdo el último poema de los muchos que recitó. Todavía me quedan ganas de seguir escuchando su interpretación particular de la poesía de León Felipe.
El viernes pasado tuve la oportunidad y la suerte de disfrutar durante un tiempo que se me hizo corto, de la presencia, la voz, el sentimiento y la emoción del actor argentino Héctor Alterio acompañado por el guitarrista y compositor José Luis Merlín, en el Teatro Leal de La Laguna.
Diez euros, un poquito de frío lagunero a la entrada y salida del espectáculo, y unas lágrimas de emoción resbalando por mis mejillas, fue el tributo que pagué por tan buena ocasión.
Realmente no sabía lo que me iba a encontrar cuando compré la entrada, pues hacía referencia a un “Monólogo teatral”, pero tratándose de este actor (Premio Goya Honorífico 2004 y premio Max al mejor protagonista 2005), no lo dudé un momento.
En el programa de mano del Teatro se lee lo siguiente:
“Este proyecto es la culminación de un deseo personal de Alterio por interpretar una selección de poemas con los que se identifica plenamente. La propuesta para este recital es sumamente original, ya que no recita de forma clásica, sino que interpreta los poemas. La presencia de los textos de León Felipe se debe a la vieja admiración de Alterio por este poeta maldito. El acompañamiento de José Luis Merlín, guitarrista, profesor y compositor de alcance internacional, se sostiene, inevitablemente, por la improvisación a partir de los temas que tratan los poemas y la inflexión y modulación del intérprete”.
Como no dejaban sacar fotos durante el espectáculo, les dejo un video que encontré en Youtube donde Alterio interpreta el poema ¡Qué lástima!, que fue precisamente el que terminó de arrancar mis lágrimas, no de tristeza, sino de emoción y agradecimiento por haber podido disfrutar de tan bellos momentos.



11 de diciembre de 2008

LA PALMA - ISLA BONITA

Ya he contado mis sentimientos contradictorios cada vez que tengo que viajar. Por un lado, me encanta hacerlo, conocer lugares nuevos… pero, cuando estoy a punto de salir de la isla, me entra un cosquilleo en el estómago que no sé cómo llamarlo. No hay muchas posibilidades a la hora de elegir: el barco o el avión.
Con la Biodramina tengo medianamente solucionado el posible mareo en barco. Sin embargo, el avión y yo no terminamos de reconciliarnos…
Dicen que “viajar es vivir más veces”. Y yo reconozco que últimamente voy ganando mucha vida, porque estoy de lo más viajera. Hace un par de semanas estuve pasando unos días en la isla de Gran Canaria, que es donde vive mi hija, y para esas idas y venidas generalmente utilizo el ferry de la compañía naviera Fred Olsen, que tarda una hora y no se mueve mucho (esto es un decir…). Y acabo de llegar de la Isla de La Palma después de disfrutar allí los días de este Puente de la Constitución.
Parece mentira que para un “trámite” que dura apenas veinticinco minutos tenga que hacer acopio de fuerza mental y buenos propósitos. Pero ya el solo hecho de preparar la maleta para unos días o esperar que no salte el sonido del pase de control del aeropuerto, son acciones que rebasan mi estado de ánimo.

Cuando llego al avión, continúa la odisea. Ya antes de despegar, la azafata comienza a dar las oportunas explicaciones sobre el cinturón de seguridad y el chaleco salvavidas. Nadie le hace el menor caso, y como a mi me da cierta pena de la pobre chica, la miro muy interesada para que no se deprima. Nos enseña la forma correcta de ponerse el chaleco en caso de emergencia y mi imaginación se dispara cuando veo el tubito por el que hay que soplar para que se infle si no funciona de forma automática… Ja, ja, no sé si tendré la suficiente tranquilidad para hacerlo cuando me vea dentro del agua… Encima nos hace la aclaración de que el chaleco dispone de una lucecita que se enciende automáticamente en contacto con el agua. Entonces me imagino la ilusión que nos haría a todos ese momento, y las burlas si fallara: “Rabia, rabia, a ti no se te encendióóó…”
Otro momento curioso del viaje es cuando nos reparten el periódico. Tengo que decir que la Compañía BinterCanarias no sólo reparte periódicos sino también una chocolatina, un vaso de agua y un caramelito. Yo creo que es más que suficiente, en comparación con los viajes de Iberia a la península, que no te dan ni la hora.
El avión es bastante estrecho y por tanto, los asientos también. Me pongo de acuerdo con mi Alejandro para no elegir el mismo periódico: “Tú coges El Día y yo el Diario de Avisos”. Luego resulta que si lo lee uno, no lo puede hacer el otro, simplemente porque no hay espacio. Así que como el vuelo apenas dura veinticinco minutos, no te da tiempo a tragarte la chocolatina cuando ya estamos aterrizando, entonces decidimos guardar los periódicos para leerlos más tarde.
Afortunadamente, llegamos a la isla sin novedad, lo mismo que a la vuelta. No sé si saben que a La Palma se la conoce, con toda la razón del mundo, como la Isla Bonita. Y el que la ha visitado, lo sabe. A pesar de las nuevas construcciones que hay, con los consiguientes cambios paisajísticos, no ha perdido su belleza, su verdor, su tranquilidad, su silencio… ni su frío.
Aunque yo estoy acostumbrada al “frío lagunero”, no me he quitado de encima la chaqueta ni la bufanda, porque realmente hizo un frío de solemnidad… pero a pesar de ello, disfruté una vez más de la paz que transmite la isla, de sus paisajes, de la naturaleza en estado puro, gracias al cariño con que te acoge la gente, y en mi caso mi “familia política”, porque, no sé si lo he contado alguna vez, mi Alejandro es palmero de nacimiento y allí tenemos a sus hermanos, sobrinos, tíos, etc. Una gran familia, a la que quiero mucho, aunque no vaya a verlos con tanta frecuencia como lo hacía cuando mis hijos eran niños.

Les dejo algunas fotos que hice, aunque en ellas no se aprecia toda la belleza que ha hecho a La Palma merecedora del sobrenombre de Isla Bonita.

2 de diciembre de 2008

No me hace falta…


No me hace falta ver las estrellas en el cielo, para saber que se acerca la noche.
No me hace falta derramar lágrimas, para que tú consueles mi tristeza.
No me hace falta oír tus palabras de ánimo para sentirme arropada.
No me hace falta ver las huellas en la arena, para saber que me esperas en el mar.
No me hace falta escuchar tus risas para saber que te alegras con mi gozo.
No me hace falta protegerme del frío porque tu piel siempre es mi abrigo.
No me hace falta alcanzar la cima para saber que tú me esperarás allí.
No, no me hace falta…
Nada me hace falta… sé que estás tú.
 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.