6 de noviembre de 2008

Carta de nostalgia

(Como últimamente tengo "otras preocupaciones", me faltan ideas para postear, así que me perdonarán por reeditar este texto que ya publiqué cuando abrí el blog)




Le he dado a tu vida unos años de la mía. Nos conocimos a través de tu amigo, que resultó ser el marido de mi amiga. No sé si ellos se llegaron a enterar de nuestra situación, pero tampoco me interesa mucho.
Me decías que alegraba tu vejez, que tu declive lo augurabas muy próximo. Aunque yo me reía de esos comentarios fatalistas, sabía que tenías razón. Aún así, te mostrabas con una vitalidad inusual, no sé si para alejar cualquier atisbo de debilidad que asomara a tu rostro cansado, o porque realmente era yo quien te infundaba el ánimo para seguir disfrutando los momentos que vivíamos cada día.
Todavía siento tu cuerpo dándome calor. Los dos bajo una fina sábana que nos servía de sutil abrigo en aquellas tardes otoñales, encima de una colchoneta con la que evitábamos el frío contacto con el suelo. El reloj marcaba nuestros encuentros, que tú preparabas siempre con esmero.
Buscabas cualquier excusa para ofrecerme lo mejor. Raro era el día que no tenías unas pequeñas rosas en el anticuado jarrón, o una velita encendida que hacía más acogedora la estancia. De vez en cuando me preparabas sencillos platos de comida, que yo disfrutaba como si estuviéramos en un gran restaurante. Luego relajaba mi espíritu escuchando tu corazón latiendo en mi oído, mientras mi cabeza reposaba en tu pecho.
Muchas tardes nos sentábamos en el sillón, las manos entrelazadas, una conversación interesante, a veces interrumpida por los besos que te daba, y se nos pasaban las horas sin darnos cuenta, hasta que notaba cómo se estaba disipando la claridad que entraba por la ventana, anunciando que entraba la noche y con ello, mi estancia en ese lugar seguro.
Tan sólo una vez nos atrevimos a pasear en público cogidos de la mano, en un lugar lejano, entre gente desconocida que nos observaba indiferentes.
Tú mirabas fijamente el horizonte, cuando te pregunté un “¿Qué haremos?” sin convicción, sin ganas de resolver la situación, o cuando menos, esperando que fueras tú quien tomara la decisión. Tal vez así me sentiría menos culpable.
Sabía que sólo te pertenecía a ratos, y de vez en cuando me cansaba de compartir, y de disimular. Y entonces no podía evitar esa clase de preguntas, aunque de sobra conocía la respuesta.
Me parece que todavía oigo el rumor de las olas, y percibo el olor a mar. Tú soñabas con dejarlo todo y llevarme contigo allende el mar. Yo, te miraba. Nos cogimos de la mano y me dijiste: “Es hora de volver”.

39 despertares:

N ú r i @ dijo...

Hola Ligia, me parece precioso este escrito y me encanta que lo hayas puesto porque pese a haber curioseado mucho por tu blog, no lo había leído. A veces ese sentimiento del que hablas y la seguridad junto a esa persona, no van de la mano, pero no debemos dejar de vivirlo si realmente nos apetece y nos llena de vida. Te mando un abrazo enormeeeee!

..NaNy.. dijo...

Hola no pasa nada por que hay personas como yo que ni te conocia asi que ahora lo leo. Y por cierto muy bonito son sentimientos muy profundos.Saludos

JESUS y ENCARNA dijo...

me ha encantado redescubrirte en este escrito, lleno de calidez e intimidad... no puedo creer que andes escasa de ideas, el simple hecho de haber puesto este post ya lo es...
Muaks, bonica
Encarna

la inkilina dijo...

Pues me alegro de que lo volvieras a publicar...un tema duro el ser la otra o el otro..pero pienso que es duro darse cuenta que tu felicidad..puede empezar sobre la desdicha de otra...muy difícil..una situación desesperante..imagino..espero que no me pase en serio ..hay que tener una fortaleza..estar enamorada..y no poder estar siempre..

Un beso

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

Hola Lugia

Yo tampoco lo habia leido es muy sentido me gusto mucho.Besos.

BITÁCORA SANJUANERA dijo...

Que bien describes esos sentimientos, que nos hacen vivir historias que ni siquiera son nuestras.

Gracias por poner otra vez este post. No habia tenido ocasion de leerlo antes.

Saludos y besos.

Ana dijo...

Gracias Ligia por publicarlo de nuevo, no lo conocía.
Sensible, tierno, adorable, y escrito con tanto amor y dulzura que se encoge el corazón.
El amor se firma con los sentimientos, o así lo creo yo.

Un cariñoso abrazo, te deseo un feliz día.

LUCERO dijo...

hola ligia

yo si lo habia leido, y me gusto leerlo de nuevo, es uno de tus post favoritos. los qe haceres del dia es normal q se valla la inspiracion pero no te preocupes q siempre vuelve

besos

mosqueteras dijo...

simplemente ... PRECIOSO, muy bonito y profundo. Este tiempo nos tiene a tod@s meláncolicos eh !!!

un beso
mari

Isabel dijo...

Yo tampoco lo había leído antes. Es precioso, dulce. A veces entregamos años a cambio de bien poca cosa, así es la vida. Besos.

sinkuenta dijo...

Como siempre, me ha gustado mucho este post que no había leído en su primera publicación. Un abrazo

KAMELUCHA--MELA dijo...

Es hermoso ligia,,pero no he podido terminarlo,,ando,,,quizas un poco como tu,,,
demasiado para una cabecita...,,
toy,,como el mismo otoño con un adelantado invierno,,
besitñso mi niña...

Patry/Icia dijo...

genial que recuperes el inicio, por ejemplo mira yo, no lo hubiera podido leer asi de esta manera tan actual :) gracias por recuperarlo, he venido en el momento justo por lo que se ve :)

RAMPY dijo...

HOla, Ligia, me ha gustado mucho tu escrito, y yo es la primera vez que lo leo ( creo que llevo siguiéndote menos de un mes) así que no te preocupes.
Te mando un besazo enorme
Rampy

javier dijo...

ligia, la url que me has dejado no me entra, mandamela de nuevo a ver si es que hay algún error.
gracias.

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

bello escrito amiga,sentido y entrañable,te dejo un monton de besos

Trini dijo...

"Es hora de volver"...Pero nunca la respuesta, la solución que el corazón de ella clamaba.

Me alegra que hayas reeditado este precioso relato y, me preocupa esas "otras" preocupaciones.

Besos muchos

alkerme dijo...

Me sigue poniendo un poco triste...

Besos y besos

tisbe dijo...

Sé que me repito si te digo que yo también me alegro de que lo hayas vuelto a publicar,pero así es,me alegro,no lo había leído la primera vez.
Es una situación difícil de veras,cuando amas y pasas tanto tiempo (o más) con la persona amada como añorándolo...difícil.
Dos que se aman necesitan también pasear juntos por las calles cogidos de la mano y tantas cosas que no se pueden...
Dices que andas liada y no tienes tiempo para nuevas entradas,quizá para discurrirlas...sugerencia...por qué no publicas la continuación de la historia ? bajo licencia poética,te la inventas o no,eso lo decides tú.

Es un gran placer leerte,descibes sentimientos y situaciones de una forma que transporta hasta vivirlos-sentirlos una misma.

Un gran abrazo

mosqueteras dijo...

hola guapa, pues mira las fotos las saco todas del google imágenes jaja.

un besito
mari

Melinda dijo...

Muy bonito tu escrito, cuando lo leo imagino que es "la otra" quien lo escribe y es una situación muy difícil de vivir porque lo amas a pesar de eso.
Un besote para todas las otras y un poco de conciencia y de valentía para todos los que tienen "otra".

mariajesusparadela dijo...

Bonita historia de perdedores...
Lo que yo no sabía es que había que apuntarse a ser seguidora. Ya me explicarás (yo te seguía en silncio, como la gente tímida, pero, si hay que manifestarse...)

Libertad dijo...

Precioso texto apreciada LIgia. Con la tristeza del que pierde pero con la alegría de haber amado. Describes de una forma muy delicada. Buena idea ponerlo en primera línea de nuevo.
Gracias por venir a mi sitio a ratitos y por tus ánimos y apoyo.
Un abrazo de los que llegan.

BOIRA_A dijo...

Bonito escrito que como siempre nos trasladas a otros mundo

Gracias por brindarnos esa oportunidad

Mamarracho dijo...

wow me has dejado sin palabras!!! fue fantastico!

Tinki dijo...

hola guapa.
cambié mi dirección a www.tinkispain.blogspot.com

Leodegundia dijo...

En estos casos nunca hay respuesta, siempre "es hora de volver".
Un escrito precioso.
Un abrazo y que esas "otras preocupaciones" desaparezcan pronto.

bardinda dijo...

Preciosa historia.

Un saludo

Graciela dijo...

Ligia mi querida amiga, la verdad que es un bello post y que bueno que lo hayas traìdo de nuevo para poder disfrutar de tanto sentimiento puesto en esta historia, que valiò la pena rescatar, gracias por compartirla, no la conocìa pues no he profundizado en tus post mas antiguos, muy lindo en verdad, te mando un beso inmenso y gracias por tu presencia siempre tan familiar ya, por mi casa.T.Q.M

Ligia dijo...

Miles de gracias a todos por sus comentarios. Me alegra que les haya gustado esta Carta de nostalgia, que fue una de las primeras que publiqué en el blog. Como me apunta Tisbe, tal vez le haga una continuación.
Un abrazo para todos. Ya veo que tengo seguidores...

toñi dijo...

Ami mi parece estupendo porque hace unos meses que os conozco y asi he tenido la oprtunidad de poder leerlo y es estupendo. Un beso

La Gata Coqueta dijo...

Solo voy a decir muy, muy poco.

No qisiera se yo!! la protagonista de ninguna manera.

El principio es de ensueño y el final opaco... por lo tanto no quiero vivir esa experiencia, para perderla prefiero no la conocer...

Un veso querida amiga.

Maria Jesús dijo...

este escrito es maravilloso. Me ha encantado leerlo. Es una delicia visitarte, querida

José María dijo...

No conocía tu blog cuando publicaste esta bella historia; ha valido la pena que la vuelvas a publicar. A pesar de que hace poco que "te sigo", está claro que tienes una sensibilidad especial a la hora de redactar tus escritos. Gracias y sigue deleitándonos con tus historias.
Un abrazo.

Sergio dijo...

Ligia se siente una tristeza profunda en tu escrito, quizá no lo estés, pero así parece. Saber que no se cuenta 100% con el ser amado debe de ser muy triste, el amor es aprensivo y requiere de todo cuando se da todo.

Mi cariño para ti

mosquetera jessi dijo...

hola,pasava por aqui ligia para decirte q me hecho un blog jeje muakkk

Anónimo dijo...

cuando te pregunté un “¿Qué haremos?” sin convicción, sin ganas de resolver la situación.
Cuántas veces ......... , sin ganas de resolver la situación.
Besotes.
ah¡ magnífico..........un placer su lectura.Rezuma sensibilidad.

Ricardo Tribin dijo...

Amiga.

Un post bellisimo!!!!

Es inspirador.

Recordar es volver a vivir...dicen por ahi.

Abrazo inmenso

Ligia dijo...

Sergio, bienvenido a mi blog.
Gracias a todos por las palabras de aliento y abrazos

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.