6 de junio de 2008

¡Asco de curro!

Como diría Look Closer: ¡Qué asco de curro! Permítanme un poco de desahogo. Llevo más de treinta años trabajando en la Administración y he visto de casi todo. Los funcionarios tenemos bien ganada la fama por cuatro impresentables que han sabido vivir a costa del esfuerzo de otros cuatro.
Yo, sin vergüenza (¡ojo! que son dos palabras), me incluyo entre los cuatro últimos, pero ya me estoy cansando.

Soy de las que llega a la oficina a las siete de la mañana, por un lado para trabajar a gusto un ratito y por otro, para encontrar aparcamiento. Últimamente me dura poco la tranquilidad por la implantación del “horario flexible” al que se han acogido también otros compañeros.
Me imagino que en todos los trabajos sucederá lo mismo y habrá personajes de lo más variopinto. Pero hoy quiero hablar de las personas que no son capaces de reconocer sus propios errores.
Dice el dicho que el que tiene boca se equivoca, pero conozco a algunos que se las arreglan para buscar un culpable y dar la sensación de que no han tenido nada que ver con el problema.
Son los que más se quejan del exceso de trabajo, porque según ellos, “están trabajando a piñón fijo” y señalando su frente hacen ostentación de que están “hasta aquí”, a pesar de que hacen bien poco.
Rodeados de expedientes que, eso sí, nunca aparecen cuando se necesitan. Y lo peor es que siempre están en posesión de la verdad. No cabe discusión porque sus repetidos argumentos no tienen contestación.
Saben quedar muy bien delante de los jefes, a los que generalmente les gusta los halagos y que les hagan la pelota, con lo que su estatus dentro de la oficina está bastante alto, a no ser que el jefe tenga la visión clara de sus vasallos, cosa cada día más difícil de encontrar.
En fin, que últimamente no digo ¡asco de curro! sino ¡asco de compañeros!, bueno, de algunos. O algunas...

10 despertares:

alkerme dijo...

Sí, el curro es una lotería, como todo, los compañeros, otra lotería. Pero lo de la Administración no tiene nombre... prefiero no hablar, imagino cómo debes estar.
Un besito y que el fin de semana sirva de relax.

Isabel dijo...

Cíñete a los que te hagan la vida agradable, a los que sabes que son honestos. El resto, no vale la pena. Perder un minuto en ellos no te va a aportar nada, así que, a lo tuyo. Besos.

JESUS y ENCARNA dijo...

Hola Ligia... el título ASCO DE CURRO, que ni de perlas, yo llevo también más de treinta años, o sea miles de horas de mi querida vida dedicada a una m. de empresa (en mi caso pequeña)donde además de encontrarme con un jefe que jamás ha valorado mi trabajo, cosa que yo sí hago y con creces,de haber dado todo de mi, me encuentro con que, después de una larga baja por un problema de salud que he tenido, vuelvo a trabajar y resulta que compañeros con los que me ha unido más que amistad, con los que he compartido familia, diversión e intimidades, en vez de apoyarme e interesarse por mi salud, me han dado totalmente la espalda, consiguiendo mejoras a costa de desprestigiarme y, como digo yo, de "clavarme cuchillos" . Lo que hay que hacer es lo que dice Isabel, a esos ignoralos, como si no estuvieran, no los necesitas en tu vida.
Es este tiempo, afortunadamente he aprendido mucho y ahora me tomo todo de otra manera.... como los demás.
ELLOS SE LO PIERDEN!!
Muchos besicos y pasa un buen finde
Encarna

La Pluma Anónima dijo...

Ay ay ay ...que te van a poner muñecos de vudú con agujas clavadas...
jiji

Ánimo y muchos besos.

Trini dijo...

Lo peor del trabajo, es dar con unos nefastos y frescos compañeros. Ya se sabe que compartiendo todo es más llevadero, pero eso de que trabajen tres para tres y a la hora d elos beneficios cobren lo mismo es algo que saca de quicio a cualquiera.
Eso de "asco de curro" me duelen las orejas de escucharlo, de la boca de mi hija, en casa...
Espero que te sea leve Ligia y que hagan traslados en tu oficina y manden a los ineptos a la conchinchina. 'JO! me ha salido un pareado:):):)

Besos muchos

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

Yo digo que esos que siempre buscan culpables algún día se le acabara y cuando no haya mas a quien culpara ,estoces es cuando se definen por ellos mismo solo hay que darle tiempo al tiempo pues cada uno quedara en el sitio que le corresponde, besos amiga y mas palante hay mas

Leodegundia dijo...

Por desgracia malos compañeros los hay en todas partes y malos jefes también y esto puede hacer la vida bastante desagradable a los trabajadores que son honrados y cumplidores. ¡Si lo sabré yo!.
Un abrazo y ánimo.

Ligia dijo...

Gracias a todos por los ánimos. Mañana, lunes, intentaré ignorar a algunos.

Anónimo dijo...

Qué valiente has sido al denunciar a los "terribles pelotas"........ por mi parte contrarrestaré con otros conjuros para que no te ocurra nada...........V A L I E N T E...... a salir por la puerta grande¡
Ha trabajado contigo, y doy fe de que eres una trabajadora excepcional.
Besotes,
Ah¡ ni caso..................

fonsado dijo...

Te comprendo y lo padezco. Ánimo y un beso.

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.