7 de enero de 2008

Recapitulemos...

Los días anteriores a la llegada de los Reyes me encantan. No puedo remediarlo. Leí el otro día que sólo hay consumismo, que es un gastadero de dinero cuando ya mañana van a empezar las rebajas. Tienen razón.
Nos quejamos de la cantidad de gente que hay en las tiendas, no sabemos ni qué comprar ni para quién, no encontramos aparcamiento, tenemos los pies cansados. Pero… ¿y lo que disfrutamos?
Desde hace unos años, mis dos hermanas y yo quedamos para salir juntas a comprar los detalles de última hora. Luego resulta que para alguna de nosotras falta todo o casi todo. Así que ese día le digo a mi Alejandro que busque donde almorzar porque yo no voy a estar en casa.
Salimos tempranito, pero creo que el resto de la gente piensa lo mismo, y sólo encontramos barullo, bullicio, tropezones, cansancio, agotamiento, hambre…
Nos paramos en un bar para tomar resuello y seguir comprando, cuando una de nosotras dice la palabra mágica: “Recapitulemos…”
Y recapitulamos. Es como hacer un repaso de lo que tenemos, lo que hemos comprado y lo que nos falta todavía. Como si de un puzzle se tratara, vamos completando el mapa de las compras.
Al final termino con los pies hinchados, pero cargada de bolsas y feliz, sobre todo feliz por haber podido gastarme algo de dinero en comprar regalos para los demás.
Sólo pienso en ver la cara de mi sobrino Adrián, del que ya les he hablado, que tiene cinco años, y es el centro de atención de la familia. Y por supuesto, del resto de sobrinos y sobre todo de mis hijos, que reciben siempre con emoción los Reyes como si fueran niños.
Y no les cuento cómo los recibo yo, con la edad que tengo, porque se reirían. Recuerdo que hace unos años, cuando mis hijos eran pequeños, yo era mi propio rey Baltasar y era tan espléndida conmigo misma (por temor a no recibir nada) que cuando colocaba los regalos tenía que dejar alguno escondido en el armario porque eran demasiados. Ahora no, ahora sé que cuento con los Reyes que me traen, aunque nunca resisto la tentación de comprarme algo, como este año, un libro, que luego llegó duplicado, ja, ja (perdona, Gustavo).
En fin, recapitulemos… que aunque reconozco que gasto mucho dinero, que en realidad es un intercambio de regalos, que mañana empiezan las rebajas y me voy a encontrar lo mismo más barato… no lo cambio por nada. Nos reímos, lo pasamos bien y bueno, al fin y al cabo, es una vez al año.
Por tanto, seguiré recapitulando…

16 despertares:

Ana R dijo...

Recapitulando o no...que tengas un excelente nuevo año.Y muchas gracias por visitarme.

Un saludo

Abedugu dijo...

Jajaja, no sabes lo que me recordó cuando una de mis hermanas y yo éramos las encargadas de comprar los regalos de Reyes. Cuando ya cansadas y tanto recorrer los comercios y agobiadas por la gran cantidad de gente y la música que ponen al alto la lleva en todas las tiendas ya no éramos capaces de encontrar nada apropiado o parecido a la lista que llevábamos, hacíamos un alto para ir a tomar un té y esto parecía que nos iluminaba la mente y cuando salíamos de la cafetería encontrábamos todo lo que queríamos comprar. Durante muchos años esto no falló, ahora es ella sola la que se encarga y la verdad es que lo hace muy bien.
Un abrazo

Yemanjá dijo...

Q bonito es ver la cara de ilusión en la gente al abrir un regalo!!!. Nada más q por eso vale la pena ir de compras y el consumismo y todo eso...

Un beso super fuerte!!!

Isa

Trini dijo...

Pues comparto contigo la ilusión que me causan estos días previos a Reyes y el día de la cabalgata y la mañana de Reyes.Todo.
Para comprar voy con mi hija y para lo de ella exijo a mi hijo que me acompañe. Es que no tengo coche y siempre necesito "taxi" Pero todo los nervio, bullas, mareos, etc, etc, lo compensa la alegría con que celebramos en mi familia esta fiesta, para mi, la más bonita de la navidad.

Besitos muchos
PD: Este año he debido de ser muy buena, porque los Reyes se han portado genial.

http://poemasdeshanna.blogia.com

luz de gas dijo...

HOla:feliz año, en primer lugar.
Sí, que es un tema al que , en parte ya sólo, me someto gustosa; el ver las caras al recibir el regalo, aunque no de todos, que algunos no consiguen mostrar sino todo su digamos disgusto; el ver las caras, compensa, sí; y, el hecho de que ese intercambio, se pueda continuar en la tienda, ajustando lo recibido , lo que ayuda. En fin, que sí, el año próximo, ahí seguiremos, creo que sí, pese a todo. Saludos

Livaex dijo...

Ana R.: Aquí seguiremos.. Un abrazo
Abedugu: La verdad es que nos lo pasamos bien. Besos
Yemanjá: Vale la pena por ver las caritas de felicidad. Besos
Trini: Me da la impresión de que tú siempre has sido buena, así que es lógico que los Reyes se porten bien contigo como tú lo haces con los demás. Un abrazo
Luz de gas: Seguiremos recapitulando para ver si este año también nos depara buenos momentos.

Migue Mora dijo...

La ilusión de abrir los regalos y de que abran los tuyos, la comparto. ¿alguien no? Pero no soporto los preliminares de los días anteriores. No me gusta comprar, me estreso, me canso, lo dejo todo para el final y lo paso fatal. Al final cuando lo tengo todo comprado me entra una paz interior, un bienestar, que parece que acabo de salir de una enfermedad, de una prisión, de un castigo... Decedidamente, eso de comprar no es para mí. Quizás por eso hablo tan mal del capitalismo.

Feliz año!

Batsi dijo...

Querida, de momento no me siento bien. EStoy en una fase muy dificil de mi vida. Y mi blog se ha escondido conmigo...

Gracias por preocuparte. Yo sigo aqui, pero no encuentro mi alma. Seguro está debajo de la cama, aterrorizada.

Un abrazo

Livaex dijo...

Migue: Lo de abrir regalos está mejor que lo de comprarlos, evidentemente. Saludos.
Batsi: Cuánto lo siento. Para lo que gustes, ya sabes dónde estoy. Sólo deja un comentario y te escribo. Cuando quieras aparecer, estaremos contigo. Besitos.

Moony dijo...

Y es que esas recapitulaciones son bellísimas. ese pensar en los gustos de cada uno e ir escogiendo acorde a sus gustos. Yo creo que se para mucho mejor haciendo regalos que recibiéndolos, aunque, claro, siempre es maravilloso tenerlos.
Felicidades por esa familia que te tiene a ti, felicidades por haber comprado esos regalos y, sobretodo, felicidades por disfrutar pensando en los demás.

Un beso grande.

Loa dijo...

Es divertido comprar para regalar,bueno..y para regalarse.
La suerte es esa, que solo es una vez al año....
Un abrazo y Feliz Año nuevooooooo

Nosotras mismas dijo...

Pasaba a saludarte y desearte Feliz 2008.

Un abrazo

Livaex dijo...

Gracias, Moony, por tus palabras y por tu visita. Un abrazo
Loa: Seguiremos esperando algún golpe de suerte para que, en vez de una vez al año, sean dos o más. Abrazos
Nosotrasmismas: Gracias y un abrazo. Feliz 2008 para ti también.

unjubilado dijo...

Antes acompañaba a mi mujer a comprar los regalos, pero no nos poníamos de acuerdo ella a las tiendas de ropa, yo a las de tecnología, así que ahora va ella solita y yo la espero en casa para ver el buen gusto que ha tenido.
Saludos.

Mon dijo...

Pues yo el agobio que siento es el de no acertar con el regalo adecuado. Lo demás es maravilloso. Tampoco hace falta gastar mucho para atinar. Espero con ilusión el próximo año para ir de comprar, para quebrarnos los sesos, para tener ese momento de comunión en el almuerzo que aprovechamos para nuestras confidencias. Así que recapitulemos...

Livaex dijo...

Jubi: Yo casi que también hago lo mismo. Mi Alejandro se queda en casa rezando para que no gaste mucho, ja, ja. Un abrazo
Mon: Me encantó eso de "quebrarnos los sesos". Yo, este año, desde octubre pienso tener todo comprado, je, je. Besitos

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.