25 de enero de 2008

Felicidad


Maduraba a fuerza de golpes en su vida, y aunque era muy joven, ya conocía el sufrimiento y la dicha de la maternidad.
En un vaivén continuo de amores y desamores, no encontraba la felicidad.
Un día decidió ir a su encuentro, y a cada paso que daba, más se alejaba de ella. A veces, escuchaba palabras que la hacían elevarse hasta el cielo, y cuando estaba convencida de que aquel debía ser su amor verdadero, sus pies tropezaban con algún obstáculo del camino y rodaba por tierra hasta ser consciente de la realidad.
Cuando estaba llena de magulladuras por los pisotones que recibía, se levantaba con un ímpetu inusitado y continuaba su camino con mirada altiva y sin hacerse eco de los comentarios que sobre su modo de vida escuchaba en cada esquina.
Los años pasaban por su cuerpo, y los múltiples esfuerzos por encontrar la felicidad fueron minando su espíritu y su fe. Tan sólo hallaba espejismos en el desierto, vampiros de afilados dientes, y noches frías de invierno.
Vivía sin vivir y buscaba sin cesar.
El tiempo se le echó encima sin darse cuenta de que la felicidad se había escondido en su propio corazón.

15 despertares:

Trini dijo...

A veces, buscamos en la inalcanzable luna, una luz que se agota de iluminarnos dentro, sin que nuestros obstinmados ojos se dignen a echarle una mirada. Pero, siempre hay tiempo de rectificar, siempre.

Bonito y triste relato Ligia.


http://poemasdeshanna.blogia.com

Javier dijo...

Complicado tema el de la felicidad, sobretodo pensando que con lo que unos se sienten felices, otros lo son infelices.
Saludos.
Javier

Moony dijo...

Complicada la felicidad :) La buscamos fuera y está dentro, la buscamos dentro y necesitamos a otra persona...
Y la vida se va pasando demasiado rápido.

Un beso grande.

lágrima de esperanza dijo...

Q difícil Livaex,es verdad q la felicidad no está en tener más q... en ser superior a...o en cosas superficiales...pero cuando tb el interior está confuso ¿hacia dónde buscas? Un besito

Abedugu dijo...

La felicidad depende más de uno mismo que de los que nos rodean, pero eso es algo que muchas veces se aprende tarde.
Buen fin de semana.

Batsi dijo...

Por fortuna yo me he dado cuenta a tiempo. Pero existen los fantasmas que me persiguen y tratan de arrebatarmela. Me es imposible espantarlos por completo porque viven también en mi...

Estoy de vuelta. Un besito

El Secretario dijo...

Hola Ligia-Livaex.

El tiempo pasa.
Cuando somos más jóvenes lo vemos todo tan lejano, tan remoto...

No nos damos cuenta y ya han pasado todos los trenes.

El tiempo más importante es el PRESENTE.
Ni el pasado ni el futuro tienen gran valor.

Sí: los recuerdos y las previsiones.
Pero..., ¿de qué sirven?
Las más de las veces, de nada.

Pero, claro. Ha de pasar tiempo para que nos demos cuenta de tantas cosas...

Y el ver que la felicidad no es una abstracción que hay que buscar "por ahí", es una de ellas.


Abrazo presente.

P.S.: Gracias por todo y el enlace.
Hago lo propio.

Livaex dijo...

Trini: Como bien dices, siempre hay tiempo de rectificar. Lo duro es no darse cuenta de que hay que hacerlo. Besos y enhorabuena por tu publicación.
Javier: La felicidad es una utopía, pero hay que seguir buscándola. Un abrazo
Moony: La vida pasa sin darnos cuenta, y a veces, cuando echamos la vista atrás, ya es muy tarde. Besos

Livaex dijo...

Lágrima: Yo creo que cuando la mente está confusa, es más difícil todavía encontrar lo que queremos. Un beso
Abedugu:Efectivamente, depende más de uno mismo, y los que estamos alrededor, somos meres espectadores. Abrazos
Batsi: No sabes cuánto me alegro de tu vuelta. Sigue escribiendo que me gustan mucho tus escritos. Besos
Secretario: Gracias a ti por tus visitas y tus palabras.

alkerme dijo...

Bonita historia, real como la vida misma. La aventura de romperse o perderse para encontrarse de nuevo, o lo que es lo mismo: La aventura de vivir.
Gracias

MeRCHe dijo...

Yo tardé mucho tiempo en darme cuenta de que la felicidad estaba dentro de mí, lo tenía todo y seguía sintiendo que me faltaba algo que yo necesitaba, y mira tú, estaba en mí misma. Los años no sólo me han hecho más vieja sino que me han dado la sabiduría de entender algunas cosas, sólo lamento el tiempo y las energías perdidas buscando lo que tan cerca tenía.

Besitos

muchadela torre dijo...

Que maravilla de escrito..me dejaste pensando
Yo te dejo besos alados

Livaex dijo...

Alkerme: Gracias por tu visita. Ya veo que tú eres toda una poeta. Besos
Merche: Eso suele pasar. No se escarmienta en cuerpo ajeno, pero lo bueno es darse cuenta. Gracias y un abrazo.
Mucha: Gracias por tus palabras y tu visita.

Yemanjá dijo...

Una amiga, me dijo una vez...Q la felicidad son "estados de ánimo"....
La felicidad se encuentra dentro de un@ mism@, lo q ocurre es q muchas veces estamos ciegos o puede q confundidos y no nos damos cuenta de q la teníamos hasta q la hemos perdido, por lo tanto hay q tener los 5 sentidos puestos en no dejar pasar ni tan sólo un día y saber encontrarle el lado bonito a las cosas...Q difícil es saber ponerlo en práctica!!!

Besitos!!!

Isa

LUCERO dijo...

para mi la felicidad son momentos vividos, situaciones, estados...
pero si indagamos en nosotros mismos, si buscamos nuestra paz interiora, esos momentos seran mas abundantes y sabremos saborearlos mejor.
la felicidad no se busca viene a nuestro encuentro cuando menos lo esperamos, y a veces estamos tan centrados en otras cosas mas superficiales q la dejamos escapar sin darnos cuenta.
besos

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.