29 de agosto de 2007

Vacaciones

Acabo de llegar a mi isla querida después de pasar una semanita de vacaciones en un viaje por la Selva Negra. Digo mejor, un viaje a varias ciudades de Alemania: Munich, Friburgo y Heidelberg entre otras. Ya compartiré las anécdotas.

Nunca rezo tanto como cuando salgo de viaje. Me explico. Como vivo en una isla, no me queda más remedio que coger casi siempre dos aviones. Los nervios me atacan al estómago unos días antes, y cuando llega el momento del despegue, cierro los ojos y los puños y no hago otra cosa más que rezar. Hasta que ya estamos a "velocidad de crucero" como dice la azafata, y me relajo un poco. Dos horas y media para llegar a Madrid, y de ahí otro tanto a nuestro destino. Son muchas horas. Cuando casi vamos a aterrizar, me pasa lo mismo. Mi Alejandro, que prefiere ventanilla, admirando encantado el paisaje desde el cielo y diciendo "Pero Ligia, mira qué precioso".

Yo recojo lo que estoy haciendo (generalmente un sudoku o un crucigrama), me agarro fuerte y empiezo el "rosario". Me acuerdo de todas las oraciones que me enseñó mi madre cuando yo era pequeña, desde "los cuatro angelitos" al "bendita sea tu pureza...".
No es que yo piense que Dios o la Virgen me vayan a solucionar el despegue y el aterrizaje, porque bastante ocupados estarán ellos en otros menesteres de este mundo, sino que es un acto mecánico. Y... bueno, si me oyen y se les escapa una miradita para ponerlo derechito, pues mejor.
Siempre me acuerdo de María José, una compañera de trabajo ya jubilada, que el viernes santo ponía buen cuidado de no comer carne, y por añadidura, cualquier clase de embutido, para no pecar, y su hijo le hacía ver de forma jocosa que Dios no iba con una agenda en la mano apuntando a todos los componentes de esta humanidad que se hubieran comido un bocadillo de chorizo ese día.
Todos me dicen que el avión es el medio de transporte más seguro que hay, pero yo no puedo evitar los nervios que me produce. Me pongo a pensar en los "personajes" que pueblan nuestro panorama televisivo, y que incansables y yo diría que hasta felices, aparecen constantemente paseando por la T4, y me pregunto si a ellos no les produce estrés las continuas idas y venidas en aviones.
Seguro que no rezan tanto como yo.

26 de agosto de 2007

Caminos


Envidioso el pensamiento te desea encadenar en la distancia, te presiente en los sueños cada noche y busca solitario tu mirada.
Sedienta de tus besos y abrazos, celosa de tus palabras reservadas, pregunto lejana dónde has ido, dónde tu cuerpo habita rezagado.
Y tú ignorante de mis ansias, te debates en las simples circunstancias de la vida, sin pensar en amores traicionados.
Y dibujas tu sonrisa para otras, ausente de recelos deseados.
Esperanzado, buscas quien te sueñe, quien tu calor despierte ilusionado.
Presientes que hay alguien desconocido que por ti suspira, pero no aciertas a encontrarme en tu pasado.
Algún día coincidimos nuestras vidas. El día que mi pecho dolorido la flecha recibió. El tuyo quedó indemne de Cupido y en su trayecto un muro reservó.
Ayer, yo he vivido con amor todo este tiempo, y tú, indiferente de vigilias, en tu propio espacio.
Y hoy… mientras tú presientes mi llegada, yo sigo olvidándote despacio.

SUDOKU

(Dedicado a mi hermana Montse, que es una experta en todo tipo de pasatiempos)

Le estaba pareciendo demasiado fácil. Los primeros signos los iba colocando por deducción, en su lugar no cabía ningún otro. Las filas y las columnas se iban llenando de manera alternativa sin ningún problema.
- Vamos a ver. Recapitulemos. Si aquí está el ocho y aquí también, sólo falta en este lugar. Nueve, nueve. Está claro. Aquí va el otro nueve.
Al principio lo hacía con lápiz y goma, por si había que borrar algo, pero ya era una experta y ahora utilizaba directamente el bolígrafo.
El nivel de dificultad lo aumentaba día a día, y con un simple vistazo al cuadrado de nueve por nueve reconocía también el nivel de resistencia con el que se iba a encontrar. Quedaban pocos huecos por rellenar y las posibilidades se iban reduciendo. Todo coincidía. Cada número en su sitio y un sitio para cada número.
Por fin. Había ganado la batalla al tiempo. El sudoku estaba hecho.

14 de agosto de 2007

GRACIAS

Nunca me lo hubiera imaginado...
Gracias

ImageChef.com - Custom comment codes for MySpace, Hi5, Friendster and more

11 de agosto de 2007

Miradas


Si me miras con tu mirada de sal, pediré que un rayo de sol la convierta en agua, para que tus ojos lloren ríos de lágrimas
Si me miras con tu mirada de hielo, rogaré para que la nieve se derrita, y como un torrente delaten tus pupilas alegría
Si me miras con tu mirada marchita, exigiré el nacimiento de un nuevo río que aporte vigor y lozanía y fluya hacia tus ojos
Si me miras con tu mirada gris, pediré que una nube descargue tormenta y a su paso los colores del arco iris inunden tus ojos
Si me miras con tu mirada pasajera, suplicaré de los árboles savia nueva para conseguir la entrega de tu alma
Si me miras con tu mirada furtiva, derribaré muros y vallados, abriré puertas y ventanas para que no tengas donde esconderla
Si me miras con tu mirada nerviosa, pondré a tus pies un puente de quietud para ver renacer en tu vida la calma
Si me miras con tu mirada indiscreta, pondré una coraza en mi cuerpo, que me siento desnuda por fuera y por dentro me ves las entrañas
No me mires con tu mirada de odio, que hay miradas que matan
Mírame con tu mirada de amor, que los ojos son el espejo del alma

2 de agosto de 2007

El fuego

(Aunque no sirve de nada, no pude evitar escribir algo sobre los incendios que, al parecer, están controlados en Tenerife y Gran Canaria)



Muchas lágrimas quieren apagar
el fuego de mis islas amadas
pero el viento y el aire piden guerra
y las seca a la alborada

Tristeza y dolor en los pinares
de Tenerife y Gran Canaria

La flora y la fauna se pierden
por esos montes en llamas
el verde se convierte en negro
en brasas se vuelven las ramas

Tristeza y dolor en los pinares
de Tenerife y Gran Canaria

Ver tanto fuego y desaire
estupor y silencio provoca
amargura y pesar en los rostros
hay que gritar, que ya toca

Tristeza y dolor en los pinares
de Tenerife y Gran Canaria
 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.