9 de septiembre de 2007

Mi viaje - última entrega


Hay gente que dice que no le gustan los viajes organizados en grupo, porque no pueden ir “a su aire”. Te llevan y te traen con prisas y a las horas prefijadas y si te apetece quedarte un rato disfrutando del café, no puedes hacerlo porque se rompería la cohesión del grupo.
Tal como diría Gila, “te empiezas a bajar el refajo en una ciudad para que puedas hacer tus descargas en la siguiente”.
A mí me parece un poco exagerado, y hasta ahora nunca me he visto en esa situación. No me importa que una semana al año “dirijan” mi vida. No me importa que una voz agradable al teléfono me despierte por la mañana. No me importa salir de la habitación del hotel y dejar la cama sin hacer. No me importa comer (lo que yo quiera y elija, porque casi siempre es tipo “buffet”) sin haber hecho la comida, y lo que es mejor, sin haber tenido que pensar qué voy a hacer de comer para el día siguiente. No me importa levantarme de la mesa y dejar allí los platos para que alguien los lave. No me importa que me lleven a conocer lo más importante de las ciudades a donde vamos, sin tener que averiguar dónde queda el Palacio de las Ninfas o el Lago Titisée, si fuéramos en un vehículo. No me importa dejar de conducir una semana al año e ir bien acomodada en una guagua. No me importa que esté todo planeado.
En el grupo (la mayoría un poco “carrozas”, y que conste que no me incluyo…), había ejemplares para todos los gustos. Y como muestra, un botón: una pobre señora que al segundo día se le rompió la dentadura postiza y hubo que buscarle un remedio; una pareja tal para cual, en eterna discusión; y otra, tal para cual también, en exagerada “compenetración”; el enterado de turno que siempre está en primera fila sacando fotos e incordiando; señoras que parece que van de fiesta en vez de excursión, con sus mejores galas y sin repetir nunca el vestuario; y de mí, ¿qué voy a decir? Pues, por ejemplo, que en los hoteles “arrasé” con los champús, los jabones, los bolígrafos y toda clase de propaganda alusiva al sitio. Cuando voy a pasar el control del aeropuerto a la vuelta, estoy temiendo que la máquina empiece a dar pitidos: “Señora, suelte todo lo que se lleva del país”. Ja, ja, ja.
Nos tomamos las anécdotas a cachondeo y así lo pasamos mejor.
De todas maneras, yo soy como soy, y hago “mi trabajo” antes, durante y después del viaje, para no estar de brazos cruzados todo el rato.
Antes del viaje, suelo buscar en Internet información previa de los lugares a los que vamos a ir, para tener una idea de lo que veremos.
Durante el viaje, como ya dije en el post anterior, voy anotando en una libretita todo lo que considero de interés. Llevo la “contabilidad teórica” (los números me persiguen, a pesar de que soy de Letras), los nombres de los lugares (palacios, plazas, fuentes…) y las anécdotas que ocurren, entre otros datos de interés.
Después del viaje, paso a limpio todos estos datos, hago la “contabilidad práctica” y me encargo de ordenar el álbum de fotos con sus correspondientes títulos y fechas. También intento hacer una presentación de Power Point con todas las fotos, cosa que me va a llevar más tiempo, pero lo hago poco a poco, aunque ya sé que Melquiades me va ganando, bandido.
Como todo lo bueno tiene su fin, ya estoy de vuelta en el trabajo rutinario, contenta de volver a la normalidad y de tener algo nuevo que contar.
Y colorín, colorado…

12 despertares:

algaire dijo...

Yo también tengo viajado en grupo muchas veces y al menos en mis viajes, no todo estaba programado. El tiempo libre lo empleaba para visitar lugares que no estaban incluidos en el recorrido, el caso era preparar bien el viaje antes de partir. :-)) Y por supuesto al llegar a casa hacía mis álbumes de fotos en los que incluía además mapas, monedas, billetes y todo lo que me pareciera de interés.
Un abrazo

Trini dijo...

Yo sólo he hecho un viaje organizado de estos a Galicia y es algo que siempre tendré entre mis mejores recuerdos.La gente que conocí, lo que nos reimos, lo que aprendí y gocé...
Tamién arraso con los jabones de los hoteles, no creo que haya nadie que no lo haga. Y también anoto cosas en una libretita.
Me alegro de que hayas disfrutado tus vacaciones.
Besos

Migue dijo...

Viajar siempre es enriquecedor, da igual la forma en que se haga. Yo, por mi forma de ser y puede que también por mi edad, prefiero lo de 'carretera y manta', pero no descarto algún día hacer algún viaje organizado.

Saludos.

Livaex dijo...

Algaire: Nosotros también tuvimos tiempo libre para ir por nuestra cuenta. Por eso digo que no fue nada estresante. Gracias y adelante con tu blog.
Trini: Ya veo que tenemos bastantes cosas en común (menos lo de escribir prosa poética que en eso no hay quien te gane). Besos.
Migue: Gracias por visitar y comentar mi blog. Yo he estado muchas veces en el tuyo, y seguiré yendo, claro, aunque no haya puesto ningún comentario. Tienes algunos posts muy cachondos (como el de las pinturas del pub de mi ciudad)

Yo mismo... dijo...

Te juro que aluciné con los comentarios. No sé por qué razón, me quedé "de piedra"; pero llevo una hora riéndome. Oye...como si conociera a toda esa gente que nombras. ¿Te faltaría alguien con "manías un tanto extrañas" para dormir?...

Javier dijo...

Seguro que este drakkar subterráneo esconde muchos misterios...

Gracias por pasarte de nuevo por mi "barco" :)

•°¤*(¯`° (Bett) °´¯)*¤°• dijo...

Los viajes son siempre lindos!, nos dan experiencias que de otro modo no las tendriamos...
Gracias por compartir tus vivencias

Un abrazote!

Livaex dijo...

Yo mismo: Es que a veces te parece que ya has vivido algunos momentos que cuentan otras personas...
Javier:Gracias por tu comentario. Suelo pasar a menudo por tu blog.
Bett: Gracias a ti por venir.Un beso

Fusa dijo...

Oyeeeeeee, me apunto a toda la primera parte, me encanta que me hagan todo ;-). Nunca viajé de esa forma pero es una opción que me planteo para salir de casa, la barrera idiomática me impone.

Vengo desde el blog de Leo.

Un gusto.

Nosotras mismas dijo...

Paso a saludar y me llevo tu post para leerlo más tarde (la obligación y la prisa me pisan los buenos momentos)

Saludos.

Livaex dijo...

Fusa: Gracias por tu visita. Tienes un blog con fotos preciosas. Vuelve cuando quieras.
Nosotras mismas: Un saludo para ti también. Puedes leer el blog con tranquilidad y dar tu opinión cuando gustes. Saludos.

Anónimo dijo...

Me encanta esa fina ironía tuya..............acerca de los personajes que te acompañaron.
También yo me alegro de que ya estés de vuelta, Ligita.

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.