13 de julio de 2007

Déjalo estar...



Desde hace días estaba yo ilusionada con hacer una práctica en un segway. Semejante atrevimiento no se me hubiera ocurrido si no hubiera ido guiada por mi hijo, y acompañada por mi hermana. Tal y como lo ven en la foto, así mismito es. No tienes que hacer nada, o casi nada. Su manejo es facilísimo. Si inclinas apenas el cuerpo hacia delante, camina. Y si lo haces para detrás, recula. En el manillar controlas la ida a la derecha o a la izquierda. Fácil ¿no?
Bueno, pues anoche fue el momento “señalado”. Fuimos a una plaza pequeñita no muy concurrida, a decir verdad, no había nadie excepto el grupo de siete personas que estábamos haciendo la dichosa práctica. Por supuesto, algunos de ellos ya eran expertos conductores. Al principio, el cachondeito y las risitas. “Uh, esto está controlado…”. “Ponme ya otra llave para que coja velocidad…” “Ja, ja, ji, ji”. Pueden ir adivinando… Ante la mirada atónita del resto del grupo, caí como un saco de papas, los zapatos por un lado, yo por otro y el segway por otro.
Menos mal que me lo tomo como me lo tomo, pero digo yo ¿por qué me pasa a mí y a los demás no? No quiero pensar que sea la edad, ni quiero pensar que sea falta de agilidad corporal. Prefiero pensar simplemente que se trata de una reacción distinta a la que supuestamente tienen los demás. Es que soy muy especial, se los digo yo. Les agradecí la rapidez en “socorrerme”. Seguí paseando como si nada. Yo me reía, pero un buen culazo me llevé.
Antes de acostarme, un feldene flas, un vaso de agua con azúcar por si aparecen las agujetas, el cuerpo embadurnado en Thrombocid, y esta mañana a trabajar como cualquier día. Como el título del blog del periodista y escritor tinerfeño Juan Cruz: “Mira que te lo tengo dicho”. Pero es que no hago caso.
Todas las experiencias son positivas, y lo bueno es que puedo contarlo, pero por ahora, ¿saben lo que les digo? “Mi niño, déjalo estar…”

7 despertares:

Gustavo dijo...

Coño!!!..

Pues yo te esperaba para esta noche...

En fin...pero por lo menos lo probaste, no?

Besos

algaire dijo...

Por el parque al que voy todos los días cruza un chico subido a un aparatejo como ese, va con un aire tan dominante y orgulloso, cabeza alta y mirada desplicente, que se parece a los protagonistas de las películas de romanos cuando iban en su cuádriga en un desfile triunfal.
No se por donde vives, pero por aquí no proliferan mucho, en realidad yo sólo vi ese que te digo.
Tranquila, no sufras por que te descabalgara el invento ese, unos van bien motorizados y otros somos de a pie.
Feliz fin de semana.

osset dijo...

Si lo cojo yo no te digo donde paro, porque para torpes para esas yo.

Livaex dijo...

Algaire: Me queda el morado y el ego un poco por los suelos, pero qué vamos a hacer. Me río. Un saludo. Ligia
Osset: La verdad es que no sé si lo volveré a intentar, pero yo creo que a dos patitas voy mejor. Saludos. Ligia

•°¤*(¯`° (Bett) °´¯)*¤°• dijo...

que lindo! ese es el espiritu que me gusta!, se sonrie de otra manera cuando nos arriesgamos!

Te dejo abrazos!

Anónimo dijo...

Ligia, a por la segundita, para que como dicen "Los Sabandeños"..........la baile, y nunca mejor dicho "la baile" doña Ligita.
Besotes.............

Trini dijo...

Jajajjaja, te estaba viendo y viéndome a mi misma. Yo soy una patosa para cualquier deporte, vamos que tu al menos tuviste la valentía de subirte, yo ni soñando...
No sé quien dijo que si te caes del caballo vuélvete a montar lo más rápidamente posible, así que ya sabes, esta noche vuelta a las andadas :):):)


Besos

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.