18 de junio de 2007

Los enamorados


Otra noche que esconde el arrullo de los amantes. Otra noche que despierta las pasiones de los enamorados. Otra noche que vela el paseo tranquilo de los pies cansados.

Una pálida luz los espera al caer el día. Forman una pareja ideal. Sin dar tregua al desánimo, inician su camino, como cada noche, para dirigirse a aquel rincón.

Una pálida luz mantiene el coraje de tantos años de lucha. Cogidos del brazo, ayudándose entrambos, pasean por la avenida. La noche reconoce cada pisada, cada huella repetida día tras día. Sienten el aire fresco en sus pieles curtidas, pero están acostumbrados. No en vano llevan repitiendo el mismo camino más de cincuenta años.

Cuando se prometieron amor eterno, dijeron que volverían a aquel rincón todos los días. A rememorar aquel momento, y lo han cumplido. Los años no han menguado ni un ápice su amor. La esencia de aquella unión se ha fortalecido con el paso del tiempo. Han pasado por muchos momentos, buenos y malos, pero siguen juntos. Siguen envueltos en un hechizo del que no quieren despertar.

Saben que pronto uno de ellos dejará el camino. La fortaleza de las huellas cada vez es menor. Ninguno quiere partir. El cálido rincón presiente que tal vez mañana sólo reciba los solitarios pasos de uno de ellos. Pero no lo van a permitir. No podrían vivir el uno sin el otro. Se irán juntos. Sin lamentos. Sin reservas. Cruzan el puente que enlaza su vida con aquel rincón. Están decididos. Un beso sella su amor como cada noche y entre caricias se dirigen a su hogar, a su nuevo hogar.

Mañana, la pálida luz de aquel lugar tal vez reciba las promesas de otra pareja de enamorados. Tal vez escuche el juramento de un amor para siempre. Tal vez se convenza de que hay amores para toda una vida.

1 despertares:

Gustavo dijo...

Ayns....

Ojalá que haya amores para toda la vida...ojalá...

Besitos.

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.