8 de marzo de 2007

La Charla

Cuando se conocieron, se reconocieron. En sus años de niñez ya se habían cruzado en el camino. No en un mal cruce, para que nos entendamos. Simplemente, sus padres o sus tíos se conocían y alguna vez jugaron juntas. Se volvieron a ver cuando ya eran felices esposas y madres. Una hablaba más que la otra. Una decía que su marido y sus hijos eran lo mejor. Una contaba que su trabajo era genial y su sueldo espléndido. Una repetía con detalle lo que había hecho y dicho veinte mil veces a lo largo de los años. Una contaba que iba a la mejor peluquería, a los mejores restaurantes y se compraba la ropa en las mejores tiendas. Una susurraba el secreto menos secreto de todos los secretos. Una charlaba sobre el cine, las dietas, las noticias del corazón y hasta la política . La otra... callaba.

1 despertares:

María Teresa dijo...

¿Es por mantener las apariencias o porque no cambiamos ni con el paso de los años?

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.