19 de marzo de 2007

Felicidades

(A mi hija)

Saliste fácil al mundo,
tantas eran tus ganas,
tres dolores de parto
y medio día en la cama.
Desde los siete meses
dabas tus primeros pasos,
una escobita pareces
con tu traje verde de raso.
Tus pelitos rizaditos
tus grandes ojos saltones
tu chupita, tu pañal,
caminando a trompicones.
En la clase, la más lista,
muchas loas recibiste
cuando aquel día lejano
“La mariposa” escribiste.
La gimnasia era tu vida
tu vida, y también la mía,
será porque yo no pude
practicarla por mí misma.
Con tan sólo dieciséis
t
e fuiste sola a Barcelona
a ver los Juegos Olímpicos,
me dijiste tranquilona.
Y yo con el alma en vilo
como si me dieran un tortazo,
pero peor me quedé
cuando fuiste a Burkina Faso.
A Gran Canaria marchaste
decidida a estudiar
Actividad Física y Deporte:
la vida del bienestar.
¿La vida del bienestar?
La vida, que es muy dura
menos mal que siempre has sido,
para todo muy madura.
Decidida y buena gente
¿Un poco ñoña me dices?
¿Por soltar dos lagrimitas
y sonarte las narices?
Pues aquí estoy yo,
de tripas corazón haciendo
suena que te suena los mocos
mientras estoy escribiendo.
Treinta y un años hoy cumples,
hoy, que es once de febrero,
que la vida siempre te trate
con mucho cariño y esmero.
Sigue andando con ilusión,
por esta senda dificultosa.
Al final verás que consigues
tener una vida maravillosa.

1 despertares:

Vicente Rodriguez Jeria dijo...

precioso, solo quien es padre o madre puede entender lo potente de tus palabras. Felicitaciones, un abrazo desde el fin del mundo, CHILE

 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.